Los precios mayoristas de los cereales siguen su tendencia al alza, con la excepción, como casi siempre, del trigo duro, según ha informado este lunes 28 la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe). Una subidas que ratifican lo que esta semana denominaban un año de contradicciones y de excelentes cosechas. Y es que por primera vez el cereal de secano mejora su producción respecto al de regadío en la cosecha aragonesa.

Los datos difundidos por Accoe -relativos a la semana 39 (del 21 al 25 de septiembre)- indican que la cotización del trigo duro se situó en 251,67 euros por tonelada, lo que supone el 0,65 % menos que la semana anterior y como casi siempre desde hace dos meses, ya que acumula una pérdida de seis euros desde agosto.

El precio de la cebada repuntó el 1,74 %, hasta los 168,30 euros por tonelada, y el de la cebada de malta lo hizo un 1,17 %, hasta los 172 euros.

El precio del trigo blando fue de 192,97 euros por tonelada, lo que representa un aumento semanal del 1,3 %, y el del maíz, de 185,69 euros, un +1,17 %.

Desde enero de 2020, el maíz se ha encarecido el 3,03 %.

Por el contrario, en lo que va de año la cebada se ha abaratado el 7,39 %; el trigo blando, el 4,04 %; y el trigo duro, el 0,2 %.

Dentro de las proteínas y coproductos vegetales, el precio de la soja se elevó el 12,84 % respecto a principios de año, hasta los 378 euros por tonelada.

El de la colza ha repuntado el 8,51 % (255 euros por tonelada) y el de la cascarilla, el 5,66 % (169 euros por tonelada).

En el girasol, ha comenzado a cotizar el girasol con suerte dispar, puesto que el Girasol calidad tipo 9-2-44 lo ha hecho a 335 euros la tonelada, es decir, 35 euros más en tonelada que la pasada campaña, por el contrario el girasol alto oleico que la pasada campaña comenzó su cotización a 365 euros/t ahora se ha fijado su precio en 340 euros/t.