Los precios de los cereales en España se han encarecido en los últimos doce meses entre un 35 y un 88% (en el caso del trigo duro), impulsados por el efecto de la guerra de Ucrania, según datos facilitados este martes a Efeagro por la patronal de comerciantes Accoe.

Las cotizaciones del trigo blando han subido un 60,21% en julio respecto al mismo mes de 2021; las del trigo duro un 87,9%; las de la cebada un 61,65%; las de la avena un 82,4% y las del maíz un 35,39%, de acuerdo con los datos de Accoe.

Sin embargo, las tendencias del mes de julio y de la última semana (hasta este mismo martes en la lonja del Ebro) son descendentes y el comportamiento del mercado es impredecible, de acuerdo con la patronal.

LOS VAIVENES EN LAS COTIZACIONES YA HA HECHO PARAR ALGUNA LONJA NACIONAL

El secretario general de Accoe, José Manuel Álvarez, ha subrayado que cualquier señal provoca vaivenes notables en las bolsas de referencia en Francia o EEUU y que incluso la semana pasada hubo lonjas españolas que tuvieron que parar por la imposibilidad de fijar cotizaciones.

Entre los motivos de expectación destacan las negociaciones entre Rusia, Ucrania y la ONU, con la mediación de Turquía, y que siguen abiertas para el desbloqueo del grano ucraniano.

Los precios medios mayoristas de los cereales en España se situaron en la última semana en 368,09 euros/tonelada en el caso del trigo blando (-0,9 %), en 365,50 en el maíz (-0,39 %), 341,5 en cebada (-0,77 %), y 511,25 en el trigo duro (-3,7 %).

Desde que empezó julio, ha habido descensos de precios para todos los cereales principales: trigo blando (-4,14%); maíz (-2,47 %); cebada (-4,71 %) y trigo duro (-4,22 %).

España es deficitaria en el comercio de cereales y compra a Ucrania el 27 % de sus importaciones de maíz (segundo abastecedor de este grano al mercado nacional) .

Pero los compradores españoles están compensando la reducción de oferta ucraniana de grano por la guerra con adquisiciones a Brasil o EEUU.