Si algo está caracterizando esta crisis del coronavirus es que el sector agrario está actuando con responsabilidad, pero no tanto los mercados. A los numerosos casos en los que se denuncian que los precios no sube o que, incluso, de hacen propuestas de renegociar a la baja, los cereales han dado una alegría al girar completamente su tendencia a la baja con una subida generalizada. No se trata de unos incrementos de las cotizaciones espectaculares (en la totalidad de los casos se trata de solo unos céntimos por tonelada a favor de los productores), pero sí de un cambio radical en positivo a su tendencia tras muchas semanas de bajadas.

Los precios de los cereales subieron en la semana 12 de 2020 (del 16 al 20 de marzo) en los mercados mayoristas, según los datos difundidos este lunes por la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

El precio del trigo blando se situó en 203,71 euros/tonelada (0,33 % respecto a la semana anterior).

El maíz cotizó a 184,56 euros/tonelada (0,17 %), la cebada a 181,09 (0,5 %).

El trigo duro cotizó a 266,00 euros/tonelada (0,37 %)

Por el contrario, el precio de la cebada de malta cayó y se situó en 183,75 euros/tonelada (-0,67 %).

Desde que comenzó 2020 han subido los siguientes precios de los cereales: el 1,30 % el trigo blando; el 2,40 % el maíz, y el 3,30 % el trigo duro.

Por el contrario, los precios de la cebada son los únicos que han bajado un 0,36 % desde enero de 2020.

En el mercado de proteínas y coproductos, la evolución también es positiva desde el pasado 1 de enero para la pipa de girasol (375 €/t, +8,7 %); la cascarilla (180 €/t, +10.06%) y la colza (235,00 €/t, +8,51 %).

El precio de la soja ha aumentado (385 €/t, 14,93 %), mientras que el precio de la pulpa se mantiene estable (190 euros/tonelada), según el informe de Accoe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here