La Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria pondrá en marcha para 2022 ayudas para compensar los recortes que sufrirán una parte del sector, en concreto algunos ganaderos, en las cuantías que recibirán de la nueva PAC, tras la aplicación del real decreto aprobado por el Gobierno de España para regular estas ayudas.

Así lo ha anunciado este lunes el consejero del área, Guillermo Blanco, que ha respondido en el Pleno del Parlamento a preguntas de Ciudadanos (Cs) sobre las medidas que tomará el Ejecutivo cántabro para minimizar el impacto económico del real decreto en los ganaderos.

RECONOCEN QUE EL 50% DE LOS BENEFICIARIOS RECIBIRÁN UN IMPORTE MAYOR Y EL OTRO 50 UNO MENOR, PERO «LOS QUE PIERDEN, PIERDEN MÁS QUE LOS QUE GANAN»

Y es que la diputada de Cs Marta García ha detallado que, de los perceptores de ayudas de PAC en Cantabria, 2.122 verán aumentados sus importes y a otros 2.167 se les reducirán. Sin embargo, los incrementos suman 821.000 euros y las reducciones más de 1,5 millones, por lo que «Cantabria va a perder 729.000 euros gracias al decreto aprobado por el Ministerio de Agricultura», ha criticado García.

Al respecto, el consejero ha reconocido que aproximadamente el 50 por ciento de los beneficiarios recibirán un importe mayor y el otro 50 por ciento uno menor, pero «los que pierden, pierden más que los que ganan».

Blanco ha opinado que algunas modificaciones que introduce el real decreto son «positivas y otras muy negativas», como este sistema «altamente gravoso para gran parte de los ganaderos». «Entendemos que es exigencia europea», pero «creemos que no es adecuada», ha dicho tras asegurar que ya ha trasladado su opinión al ministro de Agricultura, Luis Planas, en la reunión que mantuvieron la semana pasada.

Por ello, la Consejería de Desarrollo Rural tiene previsto lanzar una ayuda que compense las pérdidas y que reconoce que «quizá no sea suficiente», aunque su objetivo es «asegurar la misma cuantía» percibida el año anterior.