La Unió de Llauradors i Ramaders ha denunciado el desplome de los precios del aceite, que son ya un 37% más bajos que la media de las últimas cuatro campañas, con una cotización en origen inferior a los 2 euros/kg y unos costes por encima de 3 euros. Si se compara con Italia, la cifra es un 100% menos que los reciben los olivicultores transalpinos.

En relación a la pasada campaña las cotizaciones del aceite son un 17% inferiores y desde el inicio de campaña hasta la fecha han caído casi un 4% sin que, según La Unió, haya razones objetivas para ese hundimiento.

Si se compara con los precios que perciben los olivicultores italianos son un 100% más bajos e incluso un 4% más bajos que en Túnez, donde los costes son inferiores y país en el que multinacionales y grandes empresas europeas han hecho una fuerte inversión en la producción de olivar durante los últimos años.

La Unió considera que el Ministerio de Agricultura debe reequilibrar la situación para que todas las hectáreas, independientemente del lugar donde estén cultivadas, “tengan el mismo nivel de ayudas para que se pueda competir en igualdad de condiciones y no beneficien a las superficies intensivas de elevados rendimientos”, señala .

Se refiere a que los productores de olivar tradicional como el valenciano se quedaron en la reforma de la OCM con ayudas de 150-160 euros por hectárea, mientras que el intensivo se hizo con “una mochila de ayudas”, cobradas también en el actual período PAC 2014/2020, de 700-800 euros por hectárea.

Por otra parte, piden a la Generalitat que lleve a cabo campañas de promoción e incentivación del consumo del aceite producido en la Comunitat, para que la población valenciana lo conozca y lo consuma.

También la inclusión en el Programa de Desarrollo Rural de la Comunidad Valenciana para 2021/2017 de una ayuda específica para el olivar tradicional y de bajo rendimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here