La Comisión Europea no tiene previsto que el almacenamiento privado voluntario se pueda aprobar antes de prácticamente final de año. Las primeras previsiones de Cooperativas Agroálimentarias de España para la próxima campaña ya hablan de un descenso de un 40% de la producción. Pero los malos augurios parece que dan igual, los precios en origen del aceite de oliva se han vuelto a mantener esta semana prácticamente sin variación en el mercado nacional y repiten cotizaciones como si todo lo que está sucediendo alrededor del sector no les afectara.

Según fuentes de Oleoestepa, la oferta y la demanda están equilibradas y no hay motivos para cambios. En lampantes se cerraron operaciones a 2.070 euros por tonelada, según estas fuentes; en aceites vírgenes a partir de 2.150 euros; y en vírgenes extra desde 2.350 euros.

Mientras tanto, el Sistema de Información de Precios en Origen del Aceite de Oliva de la Fundación del Olivar, (Poolred), reflejó descensos en los virgen y virgen extra y subidas en los aceites lampantes, que sitúa de media en 2.064 euros por tonelada.

Por su parte, Según el Informe semanal de Coyuntura del Ministerio de Agricultura (del 15 al 21 de julio) cabe destacar también diferente comportamiento en las cotizaciones semanales de los aceites de oliva, con descensos en aceite lampante (-0,76%) y en aceite Virgen (-0,23%). Las subidas se han producido en virgen extra y en oliva refinado con un 0,39% en ambos. Los aceites de orujo crudo y refinado permanecen estables. Por su parte, el precio del aceite de girasol refinado incrementa su precio un 0,72% respectoal anterior informe.

En definitiva malos resultados y malos augurios, ya que no acaba de subir lo que debiera aunque lo que cada vez preocupa más es que se prevea una reducción de más del 40% en la producción de aceite de oliva para la próxima campaña.