Como ya hicieran el pasado mes de julio, el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos agrícolas y Peritos Agrícolas de Aragón (COITA) ha ofrecido toda su colaboración para realizar labores de peritación o apoyo en lo que se precise, incluyendo el asesoramiento, a todos los afectados por el incendio de Moncayo.

Durante este mes de agosto de 2.022, los incendios activos en diferentes partes de España han arrasado más de 90.000 hectáreas distribuidos por todo el panorama nacional, esta situación tan catastrófica, ha afectado considerablemente a nuestra comunidad de nuevo, ya que en la provincia de Zaragoza, el incendio en la provincia del Moncayo ha arrasado más de 7.000 hectáreas, el Gobierno de Aragón elevó la situación operativa a nivel 2 en el Plan Especial de Protección Civil de Emergencias por Incendios Forestales de Aragón, llegando a interrumpir el tráfico regular en carreteras y accesos de la zona y ha obligado a evacuar las localidades de Añón, Alcalá de Moncayo, Vera de Moncayo, Trasmoz, Grisel, El Buste, Talamantes, Ambel, Bulbuente, Malejan y Borja, provocando daños irreparables en las producciones hortofrutícolas y agrícolas e infraestructuras de las explotaciones agrarias de la zona.

La magnitud de los hechos y sus consecuencias están obligado a la adopción por los poderes públicos de medidas legislativas inmediatas y debidamente coordinadas, para favorecer el restablecimiento de la normalidad y la reparación de los daños producidos en las zonas afectadas.

En orden a atender esta circunstancia, desde el COITA quieren reivindicar «todo el apoyo y consideración con los afectados para esclarecer los hechos que han llevado a dicha catástrofe natural, solicitando todo tipo de ayudas y medidas por parte del departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón y por el Gobierno de España, para que se establezcan medidas urgentes para reparar los daños causados y las pérdidas producidas en el territorio de Aragón».

Por eso, desde este colegio han querido transmitir su convicción sobre la necesidad de garantizar, tanto a los damnificados como a la Administración, «un servicio de valoraciones de calidad, fiable y de acuerdo con los principios de responsabilidad y buen hacer. Es por ello por lo que queremos trasladar, desde el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos agrícolas y Peritos Agrícolas de Aragón, nuestra preocupación y sensibilidad con la gravedad de los daños, en especial a nuestro sector, producidos por los incendios en nuestra región. Movidos por la responsabilidad social y el servicio que nuestro colectivo presta a la sociedad, creemos en el Colegio deber colaborar ante la grave situación que está viviendo nuestra Comunidad Autónoma».

Por todo ello, la Junta de Gobierno de este Colegio ha ofrecido la colaboración de sus colegiados para realizar labores de peritación o apoyo en lo que se precise y se adoptaran cuantas medidas sean necesarias para apoyar en estos difíciles momentos.

El Colegio podría gestionar, dentro de sus colegiados, las asignaciones de peritos y en el caso de que los damnificados afectados quisieran realizar el visado de esos informes y valoraciones.