Tras los graves incendios forestales que se están sucediendo en la Comunidad Autónoma de Aragón en los últimos días, la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón, UAGA-COAG, ha querido destacar la gran labor que muchas agricultoras y agricultores están realizando en los mismos apoyando sin descanso a los efectivos puestos por el Gobierno de Aragón.

Hay que resaltar la gran virulencia y dimensión del último incendio en la zona del Moncayo, donde muchos municipios se están viendo afectados de forma simultánea y en zonas muy complicadas. En estos municipios, la incansable acción de las agricultoras y agricultores con sus tractores y maquinaria en pro de salvaguardar los cascos urbanos de sus municipios y elementos importantes de sus territorios, y, en apoyo a los medios dispuestos por la administración, está siendo imprescindible para ayudar a controlar lo antes posible el fuego y a minimizar la superficie quemada.

Por ello, UAGA quiere «alabar, agradecer y poner en valor el trabajo de las personas profesionales del sector agrario por la gran labor que están realizando en el control de incendios y por estar siempre al pie del cañón en estos acontecimientos, aportando su maquinaria y defendiendo el territorio. Hay que reseñar que el conocimiento que tienen agricultoras y agricultores y ganaderas y ganaderos del territorio rural hace que puedan desempeñar un papel importante a la hora de atajar estos incendios».

Además, la organización agraria remarca la gran labor que realiza la ganadería extensiva (ovino y vacuno) en el mantenimiento de los montes y como acción de prevención contra incendios, incluido el sector apícola. Un sector este último que se vio afectado en el incendio de Ateca y que también está sufriendo mucho por el fuego desatado en la zona del Moncayo, en el que ya se han quemado muchas colmenas y muchos asentamientos apícolas se están viendo gravemente comprometidos.

En ese sentido, UAGA recuerda que el sector apícola realiza una labor medioambiental imprescindible, no sólo por el mantenimiento y limpieza de los asentamientos de las colmenas sino por la actividad polinizadora de la propia abeja, que permite la existencia y mantenimiento de la biodiversidad, imprescindible en nuestros montes y que mejora los cultivos y la productividad de los mismos.

Por ese motivo, UAGA va seguir trabajando para que en estas zonas, las personas que se dedican a la agricultura, la ganadería y la apicultura, no queden en el olvido y puedan volver a recuperar cuanto antes su territorio y su actividad. La organización agraria instará a las distintas administraciones a activar planes de recuperación rápidos, directos y suficientes.