Los embalses de cabecera del Tajo, desde donde se envían los caudales del trasvase al Segura, han aumentado en la última semana su capacidad en 56 hectómetros cúbicos (hm3) con las lluvias caídas hasta alcanzar los 538, según la web de la confederación hidrográfica del Tajo que atraviesa Castilla-La Mancha. Sin embargo esta cantidad no alcanza el mínimo para desembalsar.

El de Entrepeñas ha subido de 250 a 276 y el de Buendía, de 232 a casi 262, aunque esas cantidades suponen unos porcentajes sobre sus respectivas capacidades totales de alrededor del 34 % y del 15 %.

Para que la decisión de desembalsar agua para riego agrícola en Almería, Alicante y Murcia no dependiera de la discrecionalidad del Ministerio para la Transición Ecológica, que la negó en noviembre por la previsión de pronta escasez de reservas y en diciembre, arguyendo además la contaminación del Mar Menor, deberían alcanzar entre ambos embalses el próximo enero 602 hm3., aún lejos para lograr el mínimo para desembalsar.

El enfado en el Levante español por los últimos trasvases sigue muy latente. La consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica de la Comuniat Valenciana, Mireia Mollà, ha considerado este miércoles 18 que la “contraorden” del Ministerio para la Transición Ecológica conduce a “la muerte silenciosa” del Tajo-Segura.

Asimismo, el Gobierno de Murcia iniciaba el viernes los trámites para presentar un recurso contencioso-administrativo en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid contra la negativa del Ministerio para la Transición ecológica a trasvasar agua para riego del Tajo al Segura, según el consejero de Agua, Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo.

Tras reunirse con la nueva presidenta de la patronal cartagenera, Ana Correa, ha señalado en un comunicado que, como anunció este jueves la portavoz del Gobierno, Ana Martínez Vidal, en cuanto se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado esa decisión ministerial, se puede presentar el recurso en el que se han puesto a trabajan esta mañana los servicios jurídicos de la comunidad murciana para tratar de revertir lo que considera una medida «arbitraria».