Los ataques de buitres continúan causando estragos en la provincia, según la organización agraria ASAJA Salamanca, que lleva desde hace semanas con el foco de atención en los daños que provocan las rapaces. Sin ir más lejos, el pasado viernes, 13 de noviembre, los buitres mataron a otro ternero en San Pedro de Rozados. Aunque en esta ocasión los ataques no ha sido en la explotación que ha sufrido ya varios ataques, sí lo han sido en varias explotaciones de ganado cercanas en el mismo pueblo.

“Se han asentado aquí y ya no sabemos qué hacer. ¿Tenemos que dormir en el campo?”, demandan. “Entre la explotación vecina y la mía, llevamos cinco terneros muertos en pocos días”, confirma una de las ganaderas afectadas. “Tres, a él; y dos, a nosotros. A veces, no podemos hacer nada por nuestros animales y tenemos que sacrificarlos porque sería inhumano mantenerlos así”.

Actualmente, es época de parición y no van a desistir los ataques, según la OPA quien vuelve a denunciar “la indefensión en la que viven los ganaderos de la provincia salmantina por la incesante embestida, sin que se ponga remedio alguno”.

El pasado jueves, 12 de noviembre, el presidente de ASAJA Salamanca, Juan Luis Delgado, aprovechó la reunión con la Junta de Castilla y León sobre el lobo y jabalí, para poner sobre la mesa este grave problema y el temor de varias explotaciones de ganado que se ven atacadas por ellos.. La Administración regional alegó “no tener a penas denuncias por ataques de buitre”. Sin embargo, esta organización aseveró que “los ganaderos no ponen en conocimiento estos hechos por la falta de medidas”.

Por este motivo, ASAJA se encargará de recoger todos los hechos en la provincia de Salamanca y elaborar un censo para elevarlo, junto con el resto de organizaciones de otras provincias, a la Junta. Así, ASAJA Salamanca anima a los afectados a que se pongan en contacto con la organización lo antes posible para hechos futuros, pero, también, del último año, a fin de que la Junta tenga un conocimiento real de lo situación.