Decenas de tractores de los arroceros han colapsado desde las 9.00 de esta mañana de este jueves 6 las calles de la localidad sevillana de Isla Mayor, en una movilización del sector arrocero del entorno de Doñana, que reclama que se garanticen los recursos hídricos y las que se apliquen impidan el despilfarro del agua.

En una protesta que ha recorrido varias calles de este pueblo, que concentra las plantaciones de arroz más importantes de la provincia, los manifestantes han reclamado que se luche en la comarca para que se salve “la mayor zona productora de arroz a nivel nacional”, que “agoniza”, sosteniendo que «su futuro está en juego, también el de Doñana y su entorno”.

Han asegurado que “la Isla Mayor del Guadalquivir, el mayor humedal del sur de Europa, muere lentamente”, y que es evitable, pero que se debe a que “no hay una gestión adecuada para optimizar los recursos hidrológicos de la cuenca del Guadalquivir”.

“Por su cauce pasa muchísima agua, que se pierde, agua que va directamente al mar”, y ante esto, los políticos “no hacen nada, cruzarse de brazos”, por lo que llaman a la participación no solo a los arroceros sino de las personas que quieran unirse a las movilizaciones, porque “somos un pueblo luchador y lo hemos demostrado”.

Además, piden a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir “un esfuerzo extra, a pesar de la dificultad, para sembrar al menos la mitad de la superficie”, al entender que “el sector tiene que hacer autocrítica” y “no puede conformarse con las migajas y mirar esperanzado al cielo rogándole agua a última hora, ni esperar a verle los dientes al lobo”, porque “lo tenemos cada vez más cerca y puede comernos”.

Para los convocantes, respaldados por Cooperativas Agro-alimentarias de Sevilla, y UPA, el inicio de las movilizaciones “debe ser el inicio de un largo camino de reivindicación para exigir mejores recursos hidrológicos”.

La de hoy es la primera de una lista de protestas que han diseñado para las próximas semanas.