La secretaria general de UPA Sevilla, Verónica Romero, se muestra satisfecha porque el trabajo de interlocución de la organización con la Consejería de Agricultura haya conseguido exonerar a los arroceros de la condicionalidad de disponer de tres o más cultivos para percibir las ayudas Greening. En un año marcado por la escasez hídrica y la reducción de la dotación para el riego, que no asegura sembrar la totalidad de la superficie, la supresión de esta condicionalidad da cierto respiro al sector arrocero.

UPA Sevilla se felicita por ser una de las entidades que ha conseguido eximir a los agricultores del cumplimiento de disponer de tres o más cultivos para explotaciones de más de treinta hectáreas (que hayan cultivado arroz en campañas anteriores), para poder acceder al cobro de las ayudas al Pago Verde o Greening.

Este miércoles 12, la consejera Carmen Crespo ha anunciado que la Junta de Andalucia elimina en la presente campaña la condicionalidad de diversificar los cultivos para acceder a dichas ayudas. “Pero este logro no es fortuito, en gran medida es resultado del trabajo de interlocución realizado por UPA Sevilla, que el pasado 19 de abril presentó una alegación a la Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible en Sevilla. Su petición se ha visto posteriormente reforzada con el apoyo de UPA Andalucía, que ratificó la solicitud en una reunión con Crespo, defendiendo formalmente la necesidad de eliminar este requisito, frente a las circunstancias adversas que atraviesa el sector arrocero por la escasez de agua para riego”, ha señalado Verónica Romero, secretaria general de UPA Sevilla.

“EL SECTOR ARROCERO RESPIRA UN POCO MÁS TRANQUILO PORQUE PODRÁN COMPENSAR DE ALGÚN MODO LAS PÉRDIDAS A TRAVÉS DEL COBRO DE LAS AYUDAS AL PAGO VERDE”

En un año marcado por la escasez de precipitaciones, que siguen sin hacer mucho acto de presencia en esta primavera. Consecuentemente, ante las bajas reservas hídricas, la dotación de riego para el arroz, concedida por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, se ha visto reducida en un 54% para la presente campaña.

La condicionalidad para acceder al Greening, obliga a los agricultores con más de treinta hectáreas a sembrar la totalidad de la superficie de arroz. Y si no es posible, exige que se siembren tres o más cultivos para poder percibir las ayudas. Por tanto, desde el sector arrocero, llevan semanas anunciando que, ante la poca disponibilidad de agua para el riego, no pueden asegurar que se pueda sembrar toda la superficie disponible de arroz en esta campaña. De esta manera, las parcelas de arroz no sembradas se tendrían que dejar en barbecho por lo que, aquellos agricultores que superen las treinta hectáreas, no podrían cumplir con la obligación de tener tres o más cultivos, pues las parcelas dedicadas a arroz, por sus características, no son viables para sacar adelante ningún otro cultivo.

Todas estas circunstancias son externas y ajenas a los arroceros, sin embargo, les impedirían cumplir con los objetivos para beneficiarse de las ayudas. Y esto es lo que ha motivado a UPA Sevilla a solicitar a la delegada de Agricultura en la provincia, Mª Isabel Solís, la exención a los agricultores de la obligatoriedad de disponer de tres o más cultivos.

Con el anuncio por parte de la administración andaluza de la eliminación de esta condicionalidad, “el sector arrocero respira un poco más tranquilo porque, aunque es más que probable que no puedan sembrar toda la superficie de arroz, y la cosecha se verá reducida, podrán compensar de algún modo las pérdidas a través del cobro de las ayudas al Pago Verde. Y, desde nuestra organización, consideramos que la labor que hacemos como altavoz entre los agricultores y las instituciones es más necesaria que nunca para defender los intereses de los primeros, y trasladar los problemas del campo andaluz. El trabajo, la dedicación, y la buena disposición, terminan dando sus frutos”, ha señalado Verónica Romero.