Aunque los riesgo climático desfavorables siempre han estado presentes, ahora son cada vez más frecuentes y extremos debido a los efectos del cambio climático, uno de los mayores retos a los que se enfrenta el mundo actualmente. En España, el Consejo de Ministros ha aprobado un acuerdo por el que se aprueba la Declaración de Emergencia Climática y Ambiental de España. Para el sector agrario este desafío presenta grandes riesgos económicos, sociales y de degradación medioambiental.

Ante este escenario, el proyecto LIFE Agriadapt que desarrolla Fundación Global Nature (FGN) junto con Fundación del Lago Constanza de Alemania, Solagro de Francia y la Universidad de Ciencias Naturales de Estonia, ha centrado sus esfuerzos en buscar soluciones que afecten a la Región Meridional europea. Tras cuatro años de trabajo ha presentado sus resultados en una conferencia final que ha tenido lugar en Madrid, en concreto, en La Casa Encendida, colaboradora de este evento. Entre las personalidades presentes en la inauguración han estado la directora general de la Oficina Española de Cambio Climático Valvanera María Ulargui Aparicio y el director gerente de FGN Eduardo de Miguel.

“La adaptación al cambio climático tiene que ser local, según los estudios actuales, por ello los resultados del LIFE Agriadapt son la herramienta perfecta para enlazar este riesgo y la adaptación local con las políticas que surjan en la próxima PAC”, ha resumido el director de la Fundación Global Nature, Eduardo de Miguel.

En colaboración con expertos, agricultores y ganaderos, LIFE Agriadapt ha elaborado diferentes herramientas y materiales de información y formación agraria. Aunque los diversos resultados pueden conocerse en la página web oficial del proyecto, destaca la herramienta de evaluación de riesgo climático a nivel de explotación agraria, la llamada AgroClimaticZone Tool (ACZ). Este instrumento cruza datos de rendimientos y registros climáticos en una cuadrícula de 25×25 km y puede representar más de 65 Indicadores Agroclimáticos para el pasado reciente y el futuro cercano (por ejemplo, precipitaciones en julio/agosto o número de días con temperaturas superiores a 30°C en mayo/junio.).

Por tanto, ACZ es capaz de analizar el pasado reciente de cada explotación, relacionar los episodios de bajo rendimiento con ciertos factores climáticos e identificar los principales Indicadores Agroclimáticos que afectan a los cultivos. Además, mira al futuro cercano y, utilizando proyecciones climáticas, identifica cuáles de esos Indicadores Agroclimáticos que afectan a los rendimientos van a seguir ocurriendo o incluso aumentando su frecuencia. De esta forma, al conocer estas tendencias, los agricultores pueden decidir qué medidas de adaptación sostenible se adaptan mejor a sus sistemas agrarios, con el fin de reducir los impactos del cambio climático y aumentar la resiliencia de sus explotaciones

Por otra parte, FGN ha presentado en esta conferencia la Herramienta AWA Tool (AgriAdapt webtool), una herramienta simplificada que estará disponible online de modo gratuito y con la que los usuarios podrán conocer los principales indicadores agroclimáticos que afectan a sus cultivos. La herramienta se distribuye en tres módulos: un cuestionario online sobre temas relacionados con el cambio climáticos, impactos para el sector agrario y principales medidas de adaptación sostenibles; un modulo 2 que dará información sobre las observaciones climáticas, rendimientos y proyecciones climáticas de los principales indicadores agroclimáticos que afectan a cereales, permanentes (viñedos y cítricos), pastos y ganadería. Y, por último, un módulo 3 que ofrecerá soluciones para una mayor resiliencia, a través de una serie de medidas sostenibles de adaptación clasificadas por componentes de vulnerabilidad y por plazo de implementación.

Principales conclusiones

El trabajo de cuatro años de LIFE Agriadapt permite arrojar grandes conclusiones que se han recogido en un manual específico, también presentado durante esta Conferencia Final. Por ejemplo, podemos conocer que las Medidas de Adaptación Sostenible abordan principalmente siete componentes cruciales para la adaptación que tienen una importancia jerárquica: la gestión del suelo, gestión de nutrientes, gestión del agua, gestión de plagas y enfermedades, rendimiento y beneficios, riesgos y confort animal.

La biodiversidad sería, asimismo, el octavo componente considerado como el número y la diversidad de organismos que comparten un ecosistema y está presente en todos y cada uno de los otros siete componentes.

En cualquier caso, los detalles de medidas y el resto de conclusiones pueden encontrarse en la página web del proyecto LIFE AgriAdapt, catalogadas por regiones y sistemas agrarios, y pueden consultarse e incluso descargarse en forma de sencillas fichas técnicas. Están ilustradas de forma muy práctica junto con sus beneficios, la región de riesgo climático para su aplicación, el evento climático al que se adapta la explotación, el tiempo de implementación (largo, medio o corto plazo), e información sobre cómo estas medidas pueden afectar a varios componentes de la sostenibilidad (emisiones de gases de efecto invernadero, suelo, calidad del aire, agua, biodiversidad, bienestar animal, viabilidad económica, viabilidad social y viabilidad técnica).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here