El sector del aceite, representado por las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA, mantiene la convocatoria de manifestación para el 10 de octubre en Madrid por los bajos precios que reciben los productores, situación que requiere soluciones que han analizado este miércoles 25 en una reunión de trabajo con Agricultura, cuyas medidas no convencen de momento.

Tras el encuentro, el secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, ha reconocido que el sector vive un momento “complicado”, en el que se están pagando los precios “más bajos de los últimos años”.

Este jueves se materializará una de las primeras medidas: la extensión de norma de la Interprofesional del Aceite de Oliva

El objetivo del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación es revertir “en el medio y largo plazo” esta situación, en la que “quienes lo están pasando peor” son los productores del olivar tradicional de baja rentabilidad.

Este jueves está previsto que se materialice una de las primeras medidas: la extensión de norma de la Interprofesional del Aceite de Oliva, que permitirá tener “una herramienta de promoción muy grande”, necesaria para encontrar nuevos mercados y para incorporar estudios de mercado que faciliten un mejor análisis de la situación.

En cuanto al sistema de autorregulación voluntaria -planteado por Cooperativas Agro-alimentarias para almacenar de manera concertada una cantidad de producto en años con mucha disponibilidad- y que se analiza con las autoridades de competencia de la Unión Europea (UE), ha vaticinado que podría estar en vigor en “unos pocos meses”.

A pesar de las peticiones de “celeridad” por parte del sector, Miranda ha señalado que lo importante es dar todos los pasos para contar con la “seguridad jurídica” necesaria para ejecutar esta medida con la certeza de que no habrá sanciones.

Ha avanzado, además, que el Ministerio trabaja el borrador de una norma de calidad del aceite, que introduce nuevos elementos de trazabilidad y calidad, y que “redundará en el valor”.

El Plan estratégico de la PAC podría incorporar medidas para el olivar tradicional de secano para garantizar su rentabilidad

Por otra parte, ha apuntado que en el Plan Estratégico que tiene que presentar España para la futura Política Agraria Común (PAC) habrá que incorporar medidas para el olivar tradicional de secano para garantizar su rentabilidad.

El presidente de Asaja, Pedro Barato, ha afirmado a Efeagro que el objetivo de la reunión ha sido abordar el calendario de trabajo que se está haciendo para mejorar la situación de un sector, un abanico de medidas que, según su criterio, “no va mal, pero va lento”.

Durante el encuentro, ha confirmado Barato, se han tratado la propuesta de extensión de norma de la Interprofesional de Aceite de Oliva prevista para mañana, la situación del cultivo de olivar de baja rentabilidad, el mecanismo de autorregulación voluntario y el resto de asuntos, en los que se puede aportar sinergias “entre unos y otros”.

En declaraciones a Efeagro, el secretario general de COAG, Miguel Blanco, ha indicado como “responsables” de los bajos precios del aceite de oliva a la industria y a la distribución, a los que acusa de especular y banalizar el producto.

A su juicio, la solución pasa por un mayor control de la trazabilidad y los etiquetados, y por incrementar las políticas de intervención pública que eviten caídas de precios en origen por debajo de los costes.

Para Blanco, se mantiene la convocatoria de la manifestación del 10 de octubre en Madrid porque servirá para que el sector lance “un SOS”, porque está en “riesgo” el futuro “de una parte importante” del olivar español.

Por su parte, el secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), Lorenzo Ramos, ha aplaudido la convocatoria de la reunión entre el Ministerio y los productores, para analizar el por qué de unos precios para los que no “hay ningún motivo”.

Ha vuelto a pedir la modificación de la ley de cadena alimentaria para evitar la venta a pérdidas y que se “banalice” el producto con promociones.

Ramos ha insistido a Efeagro que el olivar tradicional necesita una ayuda adicional complementaria.

Para el próximo 10 de octubre se mantiene la convocatoria en Madrid el sector saldrá a la calle para denunciar la “crítica situación” que atraviesan más 250.000 familias; se espera que miles de olivareros recorran las calles de la capital para reclamar un paquete de medidas que reactiven los bajos precios en origen y garanticen un “futuro digno” para las explotaciones de olivar tradicional.

Según las organizaciones agrarias, España cuenta con los precios en origen más bajos de toda la Unión Europea (UE), “llegando incluso a situarse por debajo de los costes de producción”, una situación que “no obedece a razones de mercado”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here