El pulso y las protestas de los tabaqueros extremeños han dado sus primeros frutos.Las organizaciones agrarias UPA-UCE y Asaja, junto a Cooperativas Agroalimentarias de Extremadura, se reunirán el próximo lunes, 22 de noviembre, con el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, para exponerle la situación que atraviesa el sector productor de tabaco ante los bajos precios que perciben por parte de la industria pública Cetarsa.

De este modo, los tabaqueros extremeños inician una serie de reuniones que se prolongarán durante toda la semana y que se desarrollarán con los alcaldes de los municipios tabaqueros y presidente de mancomunidades de esta zona.

El primero de estos encuentros tendrá lugar el martes, 23 de noviembre, a las 12.00 horas en la Casa de la Cultura de Majadas de Tiétar, donde el sector tabaquero extremeño mantendrá una reunión con los municipios de Campo Arañuelo.

La siguiente reunión de los tabaqueros extremeños será el miércoles 24 de noviembre, también a las 12.00 horas en el salón de plenos del Ayuntamiento de Cuacos Yuste con alcaldes de municipios de La Vera.

Las protestas de los tabaqueros extremeños continúan así con sus movilizaciones después de paralizar durante esta semana la entrega de producción a la industria, simbolizando así el paro definitivo que se produciría en todo el Norte de Cáceres en caso de que desapareciera este cultivo por la inviabilidad de las explotaciones ante esos bajos precios.

En este sentido, han recordado que necesitan medidas que garanticen el futuro de este cultivo, que es sostenible medioambientalmente, fija población rural, genera empleo y aporta 139 millones de euros a la economía regional, concentrándose fundamentalmente en el norte de Cáceres, donde se produce el 97% del tabaco de España.