España es uno de los principales países productores tanto de vino como de carne de ovino y caprino en Europa. Aprovechando esta sinergia, la OIVE e Interovic, las Interprofesionales del Vino y del Ovino y Caprino de nuestro país han llevado a cabo una colaboración conjunta para promocionar sus respectivos productos y acercarlo a la sociedad, particularmente al público joven. Para ello, ambas organizaciones han participado el pasado fin de semana en el proyecto cultural ‘BESTIARIUM roadshow’ celebrado en la Casa del Esquileo de Torrecaballeros (Segovia), la única que se conserva en Europa datada en el siglo XVIII.

Durante los dos días de feria, los asistentes han tenido la oportunidad de disfrutar de la degustación del famoso bocadillo de cordero ‘El Paquito’ promovido por Interovic, acompañado de una selección de vinos institucionales de las Denominaciones de Origen La Mancha y Campo de Borja. Una armonía perfecta para equilibrar el sabor de la carne de lechal y cordero.

La feria ha programado, además, otras actividades culturales como visitas guiadas, ciclos de conversaciones con referencia al mundo rural, exhibiciones dedicadas a la lana o la exposición fotográfica de razas autóctonas Bestiarium, llevada a cabo por el artista José Barea.

Con esta acción, las Interprofesionales del vino y del ovino y caprino pretenden sumar esfuerzos en pro tanto de la promoción del vino y la carne de ovina y caprina de España, como de la defensa de la sostenibilidad de sus producciones, factor determinante para la conservación del medio rural.

El ‘BESTIARIUM roadshow’  es una iniciativa cultural que pretende poner en valor el carácter sostenible de la producción ovina y caprina. A través de un programa de actividades dinámico Interovic quiere atraer a la sociedad a los pueblos para dar a conocer en primera persona los beneficios medioambientales, sociales, económicos e históricos de esta ganadería. Una actividad vinculada al mundo rural donde los pueblos sufren cada vez más mayor abandono y un escaso relevo generacional.