Las fotos de un mastín enfrentándose a un lobo para proteger al rebaño de ovejas en Italia se han convertido en virales gracias a las redes sociales, ya que representan que la apuesta por estos animales sigue siendo una alternativa para cuidar el ganado

El perro pastor de la Maremma y de los Abruzos, también llamado Maremmano-Abrucense, es una raza que custodia al ganado de los depredadores y de los amigos de lo ajeno en Italia desde hace siglos. Este precioso perro de manto blanco sólido tiene ligada su historia y desarrollo a los rebaños de ovejas de la zona de los Abruzos, en el centro de Italia, según recoge clubdecaza.com.

Y ese color es aprovechado por estos perros para pasar desapercibidos entre las ovejas, especialmente de noche. Esto dificulta en gran medida a los depredadores conocer su posición y puede suceder lo que vemos en las fotografías: que el perro sorprenda al lobo y consiga alcanzarle en esos primeros pasos del galope.

No es de extrañar que un buen ejemplar de esta raza pueda hacer huir a un lobo. Su apariencia rústica y fuerte combina con agilidad y potencia. Los machos pueden alcanzar los 73 centímetros de altura a la cruz, con un peso que su estándar morfológico, el número 201 de la FCI, detalla que puede llegar a 45 kilos.

Las fotografías ilustran una escena en la que un mastín corre ágilmente tras el lobo, que huye atemorizado ante el coloso que se le echa encima. Con el rabo entre las patas traseras y una actitud que denota miedo, el lobo sabe que no es adversario para un perro que le supera en tamaño y en arrojo.

Pese a estas impactantes imágenes, la realidad no es siempre tan bonita. En octubre del pasado año los ataques de lobos han matado en los últimos días medio centenar de ovejas y han causado heridas a cuatro mastines que protegían el rebaño en una explotación de la localidad sanabresa de San Juan de la Cuesta, en la provincia de Zamora.