El sindicato la Unió de Pagesos (UP), que se ha caracterizado por defender las tesis independentistas en los momentos de más tensión en Cataluña, se ha proclamado este viernes ganador de las primeras elecciones agrarias de Catalunya celebradas en formato virtual con un total de 4.063 votos, lo que representa el 55,04% del total.  A continuación, las agrupaciones más votadas han sido JARC, con 2.226 votos (30,15%), Asaja, 821 votos (11,12%) y UPA, 190 votos (2,57%).  La participación ha sido de un 35,83% del total (7.382 votos), lo que cual representa un 17% menos que en las anteriores elecciones de 2016.

La participación en estas elecciones en el campo ha estado del 35,83% (54% en las del 2016) y se han celebrado por primera vez con un sistema de votación electrónica. La Unió de Pagesos ha valordo que la caída de la participación se debe a las circunstancias excepcionales a causa de la pandemia, que también han obligado el sindicato a hacer una campaña con menos contacto directo con el electorado.

Tras conocerse los resultados, la Unió de Pagesos ha asegurado que usará su fuerza porque salgan adelante las reivindicaciones del sector ante el Gobierno de la Generalitat, que está para constituirse, el Gobierno del Estado y las instancias europeas. En Cataluña el sindicato reclama una ley que regule el funcionamiento de las lonjas y mercados en origen. Para Unión de Campesinos también es necesario un decreto ley para dejar sin efecto las obligaciones adicionales del Decreto de gestión de la fertilización, para ajustarlo estrictamente a las obligaciones europeas, así como una ley para el salvamento de empresas en crisis, puesto que hay que disponer permanentemente de instrumentos eficaces que ayuden a paliar estas situaciones con financiación, ayudas de minimis y ayudas de reestructuración.

Ante el progresivo envejecimiento del campesinado en Cataluña, que en 20 años ha pasado de un 24,6% de titulares de las explotaciones de 65 años o más a un 38,2% actual, el sindicato quiere que se regule por ley el mercado de la tierra y la creación de un Fondo Autónomo de Tierras y Derechos Agrarios, para evitar la especulación y acaparamiento, especialmente con actividades no agrarias, y que obligue a tener las fincas limpias a cargo de los propietarios de las fincas abandonadas.

Por su parte, desde JARC han valorado que es la única organización agraria que ha crecido respecto a las pasadas elecciones, a la vez que ha puesto especial énfasis en un punto, y es que las personas jurídicas tendrían que haber tenido las mismas opciones de voto que las físicas, es decir, poder votar también a los puntos presenciales durante las dos jornadas electorales.

Según Joan Carles Massot, presidente de JARC, estas cifras dan nuevo impulso para continuar trabajando por los agricultores y ganaderos, por las agricultoras y ganaderas profesionales. “Renovaremos esfuerzos para conseguir nuestro objetivo, que el campo catalán sea suficiente atractivo, una actividad económica viable, y esto lo hará atractivo porque los jóvenes se incorporen.”, añade Massot.

Se puede consultar los resultados por comarcas en este enlace del Departamento de Agricultura: http://gencat.cat/agricultura/resultats-eleccions-agraries/