En España quedan únicamente 11.800 ganaderos dedicados a la producción láctea de vaca, unos 700 menos que hace sólo un año (-7%) y el 25 por ciento menos que hace cinco años, consecuencia de las pérdidas derivadas de los bajos precios pagados por la distribución y por el incremento de los costes -alimentación del ganado y energía-. Asimismo critican que en septiembre de 2001 el precio que le pagaban por cada litro de leche recogido era de 53 pesetas y que en abril pasado era del equivalente en euros a 54 pesetas. Es decir, solo una peseta más de lo percibido hace 20 años.

Así lo han denunciado este lunes en una rueda de prensa el coordinador autonómico de la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL), Jesús Manuel González-Palacín, y la responsable del sector de Vacuno de Leche de esta organización a nivel nacional y autonómico, Adoración Martín, quien ha alertado de una «asfixia insoportable» que produce una reducción constante de explotaciones que puede acabar con el sector productor.

CONVOCADA OTRA PROTESTA EL DÍA 6 EN VALLADOLID PORQUE SOLO COBRAN AHORA UN CÉNTIMO MÁS QUE HACE 20 AÑOS

Ante esta situación, especialmente por la estrategia comercial de las cadenas de distribución de alimentos que utilizan la leche como «producto reclamo» y causan una merma en los precios pagados al ganadero, UCCL ha convocado una nueva concentración de protesta ante uno de los establecimientos de la empresa que tiene con diferencia la mayor cuota de mercado en España, Mercadona, con hasta el 25% de las ventas de leche según los datos aportados por la opa.

UCCL ha convocado esta protesta el próximo 6 de agosto a mediodía ante un supermercado de Valladolid, para demandar «sensibilidad con los ganaderos dedicados a la producción láctea» y que el precio que fija la distribución sea «digno» y permita mantener las explotaciones, con un coste de producción de entre 37 y 40 céntimos, según UCCL.

De hecho, esta organización agraria ha considerado que el reciente estudio de costes realizado por el Ministerio de Agricultura se queda corto al estimar estos costes en poco más de 35 céntimos.

Como ejemplo, la representante de UCCL ha detallado que, según sus propias facturas, en septiembre de 2001 el precio que le pagaban por cada litro de leche recogido en su explotación era de 53 pesetas y que en abril pasado era del equivalente en euros a 54 pesetas. Solo una peseta más de lo percibido hace 20 años

«Una peseta en 20 años, para que os hagáis una idea», ha lamentado Adoración Martín, quien ha detallado que las pérdidas anuales calculadas para explotaciones medias de cien vacas es de 3.000 euros, lo que avoca al cierre a la mayoría de ellas.