La consejera de Agricultura del Gobierno de La Rioja, Eva Hita, ha descartado este martes 15 a Efe convocar una nueva convocatoria de subvenciones para paliar la caída de precios de la remolacha azucarera y ha avanzado que el próximo viernes se reunirá con los productores riojanos de este cultivo. El argumento es que «la misión de la administración no es suplir continuamente la caída de precios por parte de la industria».

Hita se reunió este lunes 14 con representantes de la industria Azucarera para analizar la situación de la producción de remolacha en La Rioja, que para el Gobierno regional es un cultivo «estratégico», ha explicado.

Ha recalcado que «la caída de los precios no puede estar nunca por debajo de los costes de producción» y ha recalcado que esta situación tiene que abordarse por productores, industria y administración.

Debido a esta bajada precios, la superficie de remolacha azucarera cultivada en La Rioja ha descendido de 1.350 hectáreas hasta las 950 de esta presente campaña.

Para paliar este descenso de los precios, la Consejería de Agricultura convocó una línea de subvenciones, que no se va a prorrogar la próxima campaña, porque «la misión de la administración no es suplir continuamente la caída de precios por parte de la industria», ha recalcado.

Estas ayudas establecían subvenciones públicas de hasta 500 euros por hectárea, ha precisado.

Como se recordará los remolacheros alaveses integrados en la Unión de Agricultores y Ganaderos de Álava (UAGA) han reiterado recientemente su negativa a vender su producto por el precio ofertado por Azucarera Iberia (26 euros por tonelada) y mantienen su contraoferta de 30 euros.

Asimismo, desde UPA ya habían alertado sobre el peligro de que desaparezcan las ayudas asociadas del Ministerio de Agricultura al cultivo de la remolacha si Azucarera sigue en sus trece de no negociar un nuevo AMI que dé estabilidad al sector a corto, medio y largo plazo.

Azucarera aclara: Las ayudas agroambientales y asociadas al sector remolachero no están en peligro

Por su parte, Azucarera ha hecho pública una nota en la que asegura que las ayudas asociadas y las agroambientales aprobadas para el actual marco regulatorio no están ningún momento en peligro en el sector remolachero español. E»s más, tanto el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación como los gobiernos autonómicos de Castilla y León y Andalucía han confirmado recientemente este tipo de ayudas a la industria y a los productores para un período de dos años, e incluso ya se han iniciado las conversaciones para el siguiente período».

Distinta es la ayuda específica de ‘minimis’ que el Gobierno de La Rioja aprobó en 2018, de forma excepcional para ese año, ante la crisis que padeció el sector. «Pero en ningún caso, las ayudas agroambientales y asociadas al cultivo de la remolacha están en peligro», insisten desde Azucarera.