El presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats), Lucas Jiménez, ha asegurado este martes 3, tras la reunión de la Mesa del Agua de la Región, que “no van a permitir” que haya otro trasvase cero para regadío “sin criterios técnicos”.

En declaraciones a los medios de comunicación, Jiménez ha subrayado que la ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, tomó una decisión “política” basada en un “principio de precaución muy subjetivo”, desoyendo así el informe de los técnicos del ministerio recomendando un trasvase para el regadío del sureste.

Así, ha recordado que el agua embalsada en la cabecera del Tajo permite trasvasar 20 hectómetros cúbicos durante el mes de diciembre porque las aportaciones “están cumpliendo con las previsiones”, pero ha mostrado su temor por que Ribera dicte una orden ministerial que no esté basada en criterios técnicos, lo que sería “ciertamente intolerable”.

no va a “permitir” que, por un criterio “de precaución se pueda dejar “sin agua al Levante durante los próximos meses”

El presidente del Scrats ha anunciado que, a la espera del trasvase para diciembre, la Mesa del Agua ha decidido dar un “toque de atención” al Círculo del Agua para que “vaya tomando nota”, sin descartar una nueva reunión en enero en caso de que se produzca otra “nefasta decisión” por parte de Ribera.

Por ello, ha detallado que se reunirán las mesas sectoriales y ha advertido de que el sector no va a “permitir” que, por un criterio “de precaución, desconocido hasta ahora en el ámbito jurídico y técnico, y que es algo muy personal”, se pueda dejar “sin agua al Levante durante los próximos meses”.

“Hay que dejar que los técnicos decidan, asumir los informes y mecanismos técnicos que el propio ministerio se ha impuesto y que marcarán un trasvase cero cuando sea preceptivo y no antes”, ha recalcado Jiménez, quien ha considerado “fundamental” que Ribera acuerde mandar 20 hm3 en diciembre.

Además, ha apuntado que, aunque pueda parecer “paradójico” en un día marcado por la alerta por gota fría en el sureste peninsular, pedir un trasvase porque el regadío de esta zona necesita tener “seguridad” para poder decidir cuándo utilizar los caudales trasvasados durante todo el año hidrológico.

Por su parte, el presidente de la Mesa del Agua, José García Gómez, ha mostrado su desconocimiento por la ausencia de “razones” para que no se trasvasara agua al regadío del sureste peninsular, añadiendo su preocupación porque esta “sinrazón” pueda mantenerse durante los próximos meses.

Por ello, ha revelado que van a pedir a Ribera que les explique los motivos por los que rechazó mandar caudales para agricultura en noviembre y ha vinculado esta decisión a que se esté apostando por un “cambio de modelo” basado en “poner trabas al desarrollo de una actividad que es sustento de gran parte de esta Región”.

En este sentido, Gómez ha remarcado que el sector agroalimentario es uno de los “pilares fundamentales” sobre el que se “construye el futuro de esta Región”, añadiendo que en el “horizonte” de esta actividad hay “muchas trabas y pegas”.

Finalmente, ha apostado por “actualizar” el Pacto Regional del Agua suscrito en la pasada legislatura por PP, PSOE y Ciudadanos para volver a poner en “escena” la “unidad de acción” tras los cambios producidos en la Asamblea Regional, en relación a la entrada en la Cámara autonómica de Vox.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here