En la que puede ser la mayor protesta agraria desde hace mucho tiempo, miles de agricultores y ganaderos de toda Andalucía (15.000 según los organizadores) se han movilizado este viernes en Sevilla y han «estallado» ante una Política Agraria Común (PAC) que consideran «ruinosa» para sus intereses y un Gobierno «inútil» que está siendo «incapaz» de solventar los problemas que afronta el sector.

La manifestación está formada por unos 200 tractores, seguidos por los líderes de las asociaciones convocantes, ASAJA, COAG y Cooperativas Agro-alimentarias, mientras la UPA no se ha unido a la concentración, que tiene como lema «La agricultura y la ganadería, una cuestión de Estado».

También han acudido a la manifestación dirigentes políticos como el vicepresidente de la Junta y líder regional de Ciudadanos, Juan Marín, la secretaria general del PP-A, Dolores López, y miembros de Vox con un autobús que desde ayer utilizan en una campaña en contra del PSOE y los sindicatos.

En declaraciones a los periodistas, Gaspar García, de Aceite Guadalquivir de Villanueva de la Reina, ha pedido durante la protesta agraria una «revisión» de la propuesta de PAC del Ministerio de Agricultura ya que «no es viable» para una «agricultura muy productiva» como la andaluza y que es «muy lesiva hacia el campo andaluz».

«LA PAC QUE HA PLANTEADO EL MINISTERIO HARÁ PERDER AL SECTOR AGRARIO ANDALUZ 500 MILLONES DE EUROS»

«Esa reorganización que se pretende terminaría con muchísimas explotaciones», ha advertido García, quien ha recordado que actualmente se está produciendo «a unos precios con niveles muy por encima de lo que es asumible».

Por su lado, el portavoz de Asaja de Andalucía, Eduardo Martín, ha señalado que el objetivo de la movilización es «detener» los «atropellos» que está sufriendo un sector «cansado» ante la «peor sequía en 25 años», con unos costes «no conocidos que nos asfixian», precios «de ruina» y un «descontrol en la entrada de productos de terceros países».

Además, ha criticado que la PAC que ha planteado el ministro de Agricultura, Luis Planas, hará «perder al sector agrario 500 millones de euros», mientras que la reforma laboral «da la espalda al campo» al eliminar «de un plumazo la eventualidad», que es «intrínseca a la agricultura».

«Son cuatro ministros de este Gobierno que no paran de atacar al campo», ha denunciado Martín, quien ha advertido de que el sector «llegará hasta donde haga falta» y «no parará» hasta que se satisfagan sus demandas.

«EL GOBIERNO NOS ESTÁ ENGAÑANADO, PORQUE TRASLADARÁN FONDOS DE ANDALUCÍA A OTRAS ZONAS POR UNOS VOTOS»

En la misma línea, el secretario general de COAG Andalucía, Miguel López, ha manifestado que el sector está viviendo la «tormenta perfecta» con una sequía que «amenaza cultivos y ganado», unos costes «incontrolables» que se pueden agravar por la crisis en Ucrania y unos precios que «amenazan con llevar al paro a 125.000 explotaciones».

Tras calificar a Planas de «inútil» por la gestión de la PAC, ha instado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez a que «meta en la agenda de presidencia» los problemas que sufre el sector y que implique a otros ministerios como «Economía, Hacienda, Medio Ambiente, Exteriores y Comercio».

El presidente de la sectorial del aceite de oliva de Cooperativas Agroalimentarias de Andalucía, Cristóbal Gallego, ha denunciado en la protesta agraria que el Gobierno «no está invirtiendo en el campo» al «no haber agua» debido a la «falta de infraestructuras».

Ha criticado que se exijan «cuestiones medioambientales» para poder acceder a las ayudas comunitarias, que haya productos de Terceros Países que llegan a España «sin rigor» y que la reforma laboral no tenga en cuenta la «temporalidad».

«Nuestro Gobierno está satisfecho con una PAC porque viene el mismo dinero con el esfuerzo de los agricultores de Andalucía, pero de forma soterrada nos están engañando ya que trasladarán fondos de Andalucía a otras zonas por unos votos», ha zanjado Gallego.