La seguridad en el  campo, sobre todo cuando se conduce tractores, es esencial. Y tras la muerte de un agricultor de 84 años, al volcar su vehículo cuando se dirigía a una finca a cuidar de sus vides, ha vuelto a poner en evidencia que, pese a los esfuerzos de muchos, en el sector siguen faltando medidas de seguridad que salvan vidas. En este sentido, y tras el accidente mortal ocurrido el martes en Cambados, la Guardia Civil a vuelto a insistir en la importancia de dotar a este tipo de vehículos de un sistema anti vuelco. «Se ha podido confirmar la eficacia de los arcos de seguridad de los tractores, encontrándose una notable diferencia entre aquellos que hacen uso del sistema y los que no, cuyos daños materiales en caso de siniestro son mucho mayores», señalan desde el cuerpo armado.

Según recoge Bea Costa en lavozdegalicia.es,  «está comprobado que, al utilizar este dispositivo de seguridad de forma desplegada, se reduce en más del 50% el riesgo de fallecer en caso de vuelco del tractor», según las fuentes de la Benemérita.

En el citado accidente mortal, la Guardia Civil baraja el deslumbramiento del conductor pues a la misma hora en la que se produjo el fatal accidente, la luz del sol está muy baja por lo que no se descarta esta posibilidad, si bien cualquier hipótesis está a expensas del desarrollo de la investigación y del resultado de la autopsia. A la altura en la que se produjeron los hechos, el camino por el que transitaba el tractor cuenta en uno de sus márgenes con una zona de humedal y con una profundidad de agua de aproximadamente medio metro. Fue ahí hacia donde se produjo la caída del vehículo, que no tenía sistema anti vuelco, atrapando al octogenario dejándole sin capacidad de maniobra.

(Foto: Emerxencia Cambados)