El eurodiputado del PP Juan Ignacio Zoido ha pedido a la Comisión Europea que conceda con urgencia medidas extraordinarias de apoyo al sector de la flor cortada para evitar las consecuencias económicas del coronavirus y evitar así que pueda llegar a quebrar, lo que tendría un impacto muy negativo en localidades de Cádiz como Chipiona o Sanlúcar de Barrameda, entre otras.

La iniciativa ha surgido a partir de una reunión por videoconferencia mantenida este miércoles 8 para abordar la situación del sector y las posibles medidas de ayuda con el presidente y el secretario general de ASAJA Cádiz, Pedro Gallardo y Luis Ramírez, respectivamente.

“La temporada alta estaba a punto de comenzar, con las Fallas, las procesiones de Semana Santa, ferias de primavera, y los eventos propios de estos meses como las bodas, bautizos, comuniones, etc, pero ahora todo, lamentablemente, está cancelado”, ha explicado Zoido respecto a la situación del sector que mueve 1.000 millones de euros y que concentra el 80% de su facturación en esta época del año, y en particular en Andalucía.

El eurodiputado y portavoz adjunto de Agricultura del Grupo del Popular Europeo en el Parlamento Europeo ha recordado además que “el sector de la flor es el único sector agrario que no dispone de ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) de la UE”.

Por todo esto, ha señalado que “es urgente que actuemos en su apoyo”, y ha pedido a la Comisión Europea medidas extraordinarias de gestión de crisis, la activación del fondo de reserva y ayudas para la retirada de mercado.

Asimismo, Zoido ha pedido al gobierno de Pedro Sánchez “que actúe de una vez” en apoyo de este sector, ya que aún no ha atendido sus necesidades ni sus peticiones de ayuda.

“La situación es crítica, y las miles de familias y empresas que dependen de la flor necesitan nuevas líneas de crédito para mantener los viveros y, sobre todo, para mantener los empleos”, ha asegurado el eurodiputado andaluz, que ha insistido también en que ante la actual crisis provocada por el coronavirus “no podemos dejar a nadie atrás”.

100 millones en pérdidas en el sector solo en Almería

El sector de planta ornamental de Andalucía, y en concreto en Almería, al igual que en otras zonas de España sucede con la flor cortada, está recibiendo una tormenta perfecta en medio de la crisis sanitaria motivada por el COVID-19.

El coronavirus ha llegado en un momento crítico para todos los que se dedican al cultivo y venta de planta ornamental, porque son fechas en las que se vendía alrededor del 80 y 90 por ciento de la cosecha anual.

Las medidas establecidas por las administraciones, desde la europea a la autonómica, pasando por el Gobierno central, son insuficientes y parcas para mitigar la quiebra que tendrán miles de empresas y trabajadores dedicados a las planta ornamental y flor cortada.

Sólo en Almería, el sector de planta ornamental perderá unos 100 millones de euros previstos ingresar por las ventas habituales de estas fechas: fiestas como las Fallas o Feria de Sevilla, Semana Santa, o días claves para el sector como el Día de la Madre.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here