La Comunidad de Labradores de Almendralejo-Asaja ha alertado este lunes 12 de un “descenso acusado” en el precio de las uvas con el que se ha iniciado la vendimia en Tierra de Barros, que no cubren ni los costes, además de un descenso de producción que ronda el 40 por ciento respecto al año pasado.

Esta organización, la más representativa en la ciudad de Almendralejo, ha emitido una nota de prensa en la que, además, manifiesta “la evidencia de la grave problemática para la contratación de mano de obra”.

exigen a las autoridades que actúen para erradicar estos problemas que “ponen en riesgo le existencias de las explotaciones”

La Comunidad de Labradores apunta a que todo ello ha generado “incertidumbre” en el inicio de campaña de recolección de uva destinada a la elaboración de vinos amparados bajo la D.O. Cava, que es con la que se han empezado a vendimiar y que supone la antesala de la recolección del resto de variedades.

Por ello, exigen a las autoridades competentes que actúen para erradicar estos problemas que, apuntan, “ponen en riesgo le existencias de las explotaciones”.

Además, recomiendan a sus socios agricultores que “ante el descenso tan considerable de precio de uva destinada a cava”, ninguno sea cooperador necesario para “un posible uso indebido de medidas que pueden distorsionar el mercado”, ya que estas siempre van en perjuicio del patrimonio de los agricultores.

Además, les piden que, siempre que sea posible y bajo la consideración que cada agricultor estime oportuno, “se destine este tipo de uvas a la producción de vinos tranquilos”, ya que se puede anticipar que la diferencia del precio no se ajusta a la realidad de la diferencia del valor añadido que tiene esos vinos, con lo que el beneficio no queda igualmente repartido a los largo de la cadena, apuntan.

Recuerdan que todos los productores agricultores se encuentran amparado baja la legislación vigente, pudiendo hacer uso de ella.

Por todo ello, reclaman a las autoridades que actúen con medidas que creen certidumbre para el presente y el futuro del campo extremeño.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here