El Diario Oficial de Extremadura ha publicado la Resolución por la que se aprueban las ayudas para la mejora y modernización del sector de los frutales en Extremadura y la sorpesa ha saltado al ver que las ayudas a la reconversión del sector se ha quedado en una reconversión a sí mismas, ya que de los 10 millones previstos para 2020 se han quedado en 0€ para este año y cinco en dos años próximo, según denuncia la Unión Extremadura.

Este fue un compromiso que el presidente de la Junta de Extremadura hizo en febrero de este año tras las movilizaciones de los agricultores y que no entendían el motivo por el cual los fruticultores catalanes tenían una ayuda de 5.000€ por ha de frutal arrancado y en cambio en Extremadura no teníamos ayuda alguna.

La prensa publicaba el 28 de febrero de 2020, «suponemos que esta información provenía de la junta de Extremadura» según la organización, un artículo titulado “Los fruticultores recibirán 10 millones en ayudas para plantar variedades más rentables”, en cambio las cifras de ayudas publicadas en el DOE enunciado son de 1 millón para el año 2021 y 4 millones para el 2022. «O sea que en la cuantía hemos pasado de los 10 millones para el 2020 a 0 € en el 2020 y 5 millones en los próximos dos años».

La Unión Extremadura denuncia que esta «no es una ayuda similar a la que han recibido nuestros compañeros productores de fruta de Cataluña, esta no es la ayuda prometida por el Presidente, esto es un parche para nuevas inversiones que tal como se están comportando los precios y la problemática en los mercados internacionales no va a tener apenas repercusión entre los productores».

Con una ayuda por un importe del 40% a la que tiene derecho la mayor parte de los productores a la que hay que reducir el impacto del 21% de IVA, se queda en apenas el 19% del importe de la inversión. Con ciruelas a 0,20 € el kg parece estar claro que la medida va a tener poco éxito.

Por ello, siguen denunciando «la discriminación de los productores de fruta Extremeños en comparación con las ayudas que reciben los productores de otras Comunidades y seguimos denunciando el engaño de la Administración regional a los productores y a la opinión pública extremeña».