Decididamente, como pasó la semana pasada, el aceite de oliva sigue de vacaciones. La ausencia de actividad comercial y el cierre de fábricas y grandes industrias con la persiana bajada por el periodo estival ha impedido que se muevan las cotizaciones de nuevo. Es algo habitual en estas fechas, pero dada la trayectoria negativa de esta campaña tampocoes que ayude demasiado al sector.

Por eso, según indican fuentes de Oleoestepa, la ausencia casi total de actividad comercial ha sido la tónica una vez más en el mercado del aceite de oliva provocando que los precios en origen se mantuvieron sin cambios

En lampante se cerraron operaciones a 2.050 euros, en virgen a 2.150 y en extra a partir de 2.400 euros por tonelada, los mismos precios que tuvieron hace quince días.

En esta lonja, el aceite virgen extra cotizó entre 2.150/2.450 euros, el virgen entre 2.050/2.150 euros y el lampante entre 2.000/2.050 euros por tonelada.

Mientras que, el sistema Poolred de la Fundación del Olivar (Poolred) registra una ligera subida en extra donde fija un precio medio de 2.200 (frente a los 2.196 euros por tonelada de la semana anterior) y el virgen repite a 2.049 euros por tonelada.

En cuanto al lampante, que la semana anterior quedó sin cotizar, se fijó un precio medio de 2.016 euros por tonelada, levemente más bajo que dos semanas atrás (2.019 euros por tonelada).

Respecto al sector, la única buena noticia, aunque sea puntual. Cooperativas Agro-alimentarias de Jaén va a firmar un convenio con Caja Rural Jaén en el que se incluye como novedad el anticipo de liquidación del aceite de oliva para aquellas cooperativas jienenses que deseen pignorar su producción.

Un pequeño alivio económico que dará un poco más de liquidez a los productores. Y no se descarta que se pudiera ampliar a otras provincias y regiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here