Los grupos parlamentarios PSOE, UP, Más Madrid, PP y C´s han votado a favor, previa enmienda de C’s, una iniciativa propuesta por la ONG Equalia, instando al Gobierno autonómico a crear una propuesta de ley en la Comunidad de Madrid, para la instalación de cámaras de vigilancia en todos los mataderos madrileños

Tras las reuniones mantenidas por la ONG Equalia para presentar la iniciativa a todos los grupos parlamentarios, PSOE, UP y Más Madrid registraron una proposición no de ley, posteriormente enmendada por C’s, que ha sido respaldada por el resto de la cámara, a excepción de Vox, instando a la Consejería de Salud de la Comunidad de Madrid a presentar un proyecto de ley para la instalación de cámaras de videovigilancia en los mataderos madrileños, como complemento a la función de control de los servicios veterinarios oficiales. La enmienda presentada por C’s a la PNL de PSOE, UP y Más Madrid recogía una modificación del punto 2, resultando en:  “Constituir una comisión de seguimiento entre el Consejo de Gobierno, los grupos parlamentarios y las entidades de los sectores alimentario y del bienestar animal hasta la elaboración del marco normativo referido en el punto 1”.

Equalia está trabajando a nivel autonómico en doce comunidades autónomas. En nueve de ellas, ya se ha presentado una propuesta similar (además de la Comunidad de Madrid, Castilla y León, Comunidad Valenciana, La Rioja, Región de Murcia, Asturias, Castilla La Mancha, Navarra y Canarias). Esta es la tercera PNL aprobada en España, después de votarse en Navarra y La Rioja la misma iniciativa, siendo ratificada en ambas por unanimidad. 

La ONG Equalia inició, a finales de 2018, la campaña Derecho de Información, para pedir la instalación obligatoria de cámaras de vigilancia en todos los mataderos españoles, con el objetivo de garantizar de manera efectiva y rigurosa el cumplimiento de las normativas de bienestar animal y seguridad alimentaria. Durante este tiempo, la ONG ha publicado cinco investigaciones en cinco mataderos diferentes, que desvelaron una violencia nunca antes vista en España: animales golpeados, pateados, degollados sin aturdimiento, una vaca colgada mientras un operario cortaba sus patas cuando aún estaba consciente, un trabajador orinando en los corrales donde alojan a los animales o corderos entrando en la cadena sin ser aptos para su consumo.

Prueba de esta necesidad es el vídeo publicado por Equalia del matadero de Villarejo de Salvanés, que desvela graves irregularidades en bienestar animal y seguridad alimentaria. Además, no es el primer caso en Madrid, ya que el último vídeo presentado por la ONG es del matadero de Collado Villalba, en la Comunidad de Madrid. Las imágenes muestran una vaca siendo electrocutada aún consciente, mientras patalea con las pinzas eléctricas puestas en los orificios nasales.

Esta ONG ha arrojado luz a una problemática desconocida, ante la cual aportan una solución: cámaras de vigilancia en mataderos, tal y como ya existe por ley en países como Inglaterra, Escocia o Israel, y en consonancia con la demanda del consumidor, esto es, conocer la procedencia de aquellos productos que consume. Prueba del gran apoyo obtenido se encuentra en la adhesión a la propuesta de grupos de interés, como el sindicato Comisiones Obreras a nivel nacional o FACUA Castilla y León. Además, la industria cárnica, a través de ANICE (Asociación Nacional de Industrias de la Carne en España), solicita a la administración la instalación de cámaras de vigilancia, sin duda una propuesta de modernización y mayor transparencia de la industria cárnica.

Equalia ha colaborado con grandes empresas como El Pozo Alimentación o Carrefour, que pide ya a todos sus proveedores de marca propia y Calidad y Origen la instalación de cámaras. Para ello, la ONG ha elaborado un protocolo de acción, junto a veterinarios de la industria cárnica, con especial interés en las tres medidas estelares: implementación de cámaras en todas las zonas de manipulación de animales vivos, almacenamiento de las imágenes durante un mes, con estricto cumplimiento de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal, y visionado de las mismas por parte del matadero y del Servicio Veterinario Oficial de la comunidad autónoma.