La Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) ha anunciado el inicio de un expediente a Azucarera propiedad de Associated British Foods, por «indicios razonables de incumplimiento» de la Ley de la cadena  alimentaria. “Aunque sea con pasos cortos y demasiado despacio, se impone el peso de la ley sobre aquellas empresas que quieren mejorar sus beneficios a costa de los agricultores y ganaderos”, así se han manifestado este lunes 17 desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), que ha sido la organización que ha presentado la denuncia..

UPA presentó la denuncia que ha derivado en la apertura de este expediente hace un año, en mayo de 2020, tras conocer la oferta de contratación de Azucarera a los agricultores remolacheros, al entender que existían incumplimientos claros de la normativa española.

ACABAR CON LOS ABUSOS

Después de ganar el arbitraje a Azucarera por incumplimiento del Acuerdo Marco Interprofesional y conseguir que la multinacional británica tenga que pagar a los remolacheros alrededor de 4 millones de euros, UPA valora este expediente como “un paso más” en la demostración de que el sector agrario necesita empresas que quieran “aportar valor a nuestros productos y repartir beneficios, no esas que solo buscan maximizar el suyo a costa de agricultores y ganaderos”.

“Tenemos una ley clara, y las empresas tienen que saber que no vamos a dejar pasar ni una sola oportunidad de denunciar las prácticas abusivas a las que por desgracia están tan acostumbradas”, han señalado. La Ley de la cadena alimentaria, con sus últimas modificaciones, es un instrumento de trabajo muy útil para evitar esas prácticas, “y está aquí para cumplirse”, remarcan.

Para UPA, esta actuación de Azucarera es un nuevo ejemplo del clima de confrontación que la directiva de la multinacional puso en marcha hace más de dos años, “intentando apoderarse de la voluntad de los remolacheros”. Esta estrategia solo le ha llevado a perder denuncias y a reducir su contratación de remolacha al 50%.

“Nunca es tarde para darse cuenta de que el diálogo interprofesional que siempre ha reinado en este sector es fundamental para asegurar el futuro de un cultivo que es clave en el desarrollo de muchas zonas agrícolas”, recuerdan desde la organización agraria tras este expediente a Azuarera. “Ese futuro no puede tener como único objetivo que la multinacional británica obtenga beneficios a costa de los remolacheros”.