ASAJA Castilla-La Mancha ha interpuesto un recurso de alzada contra la Resolución de 8 de julio de 2021, de la Dirección General de Medio Natural y Biodiversidad, por la que se limitaban temporalmente trabajos con riesgo de incendios en el medio natural y que supuso la prohibición de cosechar los días 11 y 12 de julio.

Después de estudiar exhaustivamente la resolución, los servicios jurídicos de la organización agraria han encontrado hasta cinco motivos de impugnación o causas de nulidad, tanto por las formas como por el contenido, y que han provocado perjuicios a muchos agricultores de la región.

ASAJA CLM ha insistido en que los agricultores son los primeros interesados en preservar el medio natural, que es precisamente donde desempeñan sus labores y donde residen ellos y sus familias. Tal es así, que en muchas ocasiones son los primeros en acudir a sofocar incendios, como el pasado 21 de julio cuando se declaró uno entre las provincias de Albacete y Ciudad Real. Además, siempre han atendido las recomendaciones de la Administración para evitar cualquier catástrofe.

Sin embargo, en esta ocasión, la Dirección General de Medio Natural y Biodiversidad no se ha limitado a recomendar, sino que procedió a la prohibición de cosechar mediante una resolución publicada en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, decisión que esta organización no ha tenido opción a negociar.

Además, según ASAJA CLM, se ha llevado a cabo con un procedimiento administrativo que no ha sido el correcto, aludiendo a unas previsiones meteorológicas que finalmente no se originaron y vulnerando los derechos de los agricultores, así como haciéndoles perder tiempo y dinero.

Por ello, ha interpuesto, dentro del plazo legalmente establecido, este recurso con el objetivo de poner las bases para que no vuelva a ocurrir y evitar en un futuro más perjuicios para los agricultores.