La Asociación de Jóvenes Agricultores y Ganaderos Asaja de Castilla-La Mancha presentará previsiblemente la próxima semana un recurso ante la Consejería de Desarrollo Sostenible contra la normativa que ha limitado el uso de maquinaria agrícola los días 11 y 12 de julio en las horas centrales del día por el alto riesgo de incendios.

En rueda de prensa, el secretario general de Asaja Castilla-La Mancha, José María Fresneda, ha señalado que este lunes ha tenido lugar una reunión con el viceconsejero de Medio Ambiente, Fernando Marchán, al que ya advirtió de la presentación del recurso y que, a su juicio, tuvo una posición «radical» al respecto.

Fresneda ha insistido en que Asaja ha intentado negociar hasta el final, por lo menos para que los agricultores pudieran segar el lunes, pero «no ha sido así y recurso al canto», ha subrayado.

Asimismo, ha lamentado que es «la primera vez» que el Gobierno regional «prohíbe» el uso de cosechadoras por el alto riesgo de incendios, ya que ha dicho que antes hacía «recomendaciones» e «intentaba influir para que se dejara de cosechar».

Sin embargo, Fresneda ha defendido que los agricultores son «los primeros interesados en no correr ningún riesgo» y que Asaja siempre ha estado dispuesta a negociar, pero ha denunciado que la Junta de Comunidades «ha pasado de recomendar a prohibir», además de que ha asegurado que «en muchas zonas no se dieron esas temperaturas» tan altas y que la organización agraria va a pedir una reunión con el consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, para elaborar un protocolo.

En todo caso, ha explicado que el recurso se basa en que Asaja «no está segura de que el Ejecutivo autonómico tenga competencias y cobertura jurídica» para la normativa aplicada el pasado fin de semana pese el alto riesgo de incendios, que a su modo de ver «vulnera los derechos fundamentales de un ciudadano que va libremente a trabajar» y supone «una expropiación de derechos del trabajo» que puede generar una responsabilidad patrimonial por daños y perjuicios, ha advertido.

SE TEME QUE POSIBLEMENTE ESTE FIN DE SEMANA TAMBIÉN SE APLIQUE LA MISMA NORMATIVA

Además, ha añadido que la disposición adicional única en la que se basaba la resolución de Desarrollo Sostenible no le habilitaba para prohibir el empleo de cosechadoras o maquinaria agrícola, sino que tendría que haberse modificado una orden anterior.

Fresneda ha señalado además que la organización agraria «ha oído» que posiblemente este fin de semana también se aplique la misma normativa, ante lo que ha manifestado: «Que se atengan a las consecuencias», si bien ha afirmado que «no es amenaza» pero «estamos en un sistema democrático, no es el ‘ordeno y mando’ sino que hay que negociar», a la vez que ha deseado poder retirar el recurso si se abordan los daños de los dos días de prohibición.

«No se puede prohibir solo porque les dicen cuatro que hace mucho viento», ha sentenciado Fresneda.

En la misma línea, el presidente provincial de Asaja Guadalajara, Juan José Laso, ha agregado que para regular el uso de maquinaria, cosechadoras y empacadoras han de basarse en datos técnicos como el Índice de Propagación Potencial (IPP) de incendios, y ha considerado que la medida adoptada ha sido «un auténtico error» porque en Guadalajara el IPP no ha sido tan alto esos dos días.

Preguntado por la cuantificación de daños, ha apuntado que trabajan en ello pero que hay cosechadores profesionales que se dedican a alquilar máquinas y que tienen que pagar mano de obra y otros muchos gastos, además del «daño encubierto en la siega» al no poder realizar esta labor durante dos días, que «parece que es poco pero es mucho», ha concluido.