En tiempos de pandemia y de crisis en el sector, la innovación no solo es un aliciente, sino una aventura para los más intrépidos que no se conforman con seguir siempre con lo mismo. Este el caso de Bodegas Mureda, que ha lanzado al mercado su vino espumoso “Mureda”, bajo los estándares de calidad de la Denominación de Origen Valdepeñas y con uvas ecológicas.

El lanzamiento de “Mureda” espumoso se trata de una edición limitada de unas 3.000 botellas, ideal para celebrar cualquier ocasión. El vino en cuestión está elaborado por Bodegas Mureda con uvas ecológicas de la variedad airén de la cosecha de 2018. Se trata de un vino espumoso blanco “brut”, es decir, con un contenido de azúcar inferior a 12 g/l., que ya puede adquirirse en la tienda de la bodega ubicada en el kilómetro 184 de la Autovía del Sur, y muy pronto también en sus diferentes puntos de distribución habituales.

Antonio Torres, el nuevo presidente de la Denominación de Origen, agradece y felicita a Mureda por “su valentía en innovar y diversificar su cartera de vinos en un año complicado sobre todo para esta categoría de productos”. Según la normativa de la Denominación de Origen Valdepeñas, los vinos espumosos pueden ser blancos y rosados, y contendrán como consecuencia de su elaboración especial, gas carbónico de origen endógeno y una graduación alcohólica adquirida mínima de 11º % vol. Se caracterizan por tener tonos pálidos o dorados y brillantes, burbuja fina y persistente, aromas limpios y frutales de intensidad media y sabor amplio y equilibrado.

Este nuevo vino que saca al mercado la bodega Mureda se incorpora como un miembro más de la familia de vinos de la D.O. Valdepeñas; que, si bien se caracteriza por vinos tintos de la variedad tempranillo, también cuenta con excelentes vinos blancos y rosados, y ahora también espumosos.