La empresa eléctrica Iberdrola ha aclarado este miércoles 17 que sus actuaciones en el embalse de Valdecañas (Cáceres) se realizan conforme a lo dictado por el Convenio de Albufeira, firmado entre España y Portugal para el aprovechamiento sostenible de las aguas de las cuencas hidrográficas hispano-lusas.

Iberdrola responde así, en un comunicado, a las organizaciones agrarias Asaja Extremadura y UPA-UCE, que han lamentado la situación de la comunidad de regantes de Peraleda de la Mata (Cáceres), que no pueden regar sus cultivos porque esta empresa eléctrica les “niega” el agua del pantano de Valdecañas a los agricultores.

La compañía eléctrica explica que su decisión con respecto a este pantano, situado en la cuenca del Tajo, se realizan conforme a las obligaciones dictadas por el Convenio de Albufeira y que “los desembalses se están efectuando teniendo en consideración las necesidades de otros usos, entre los que figura, el abastecimiento de agua de consumo humano a la ciudad de Cáceres y su zona de influencia”.

Las organizaciones agrarias Asaja Extremadura y UPA-UCE habían lamentado este mismo miércoles la situación de la comunidad de regentes de Peraleda de la Mata (Cáceres), que creen es consecuencia de las decisiones de la eléctrica Iberdrola por “negar” el agua del pantano de Valdecañas a los agricultores.

Asaja Extremadura ha llegado a denunciar que el presidente de Iberdrola, José Ignacio Sánchez Galán, “está llevando a la ruina” a aproximadamente 600 agricultores cacereños al “negarles” el agua para el riego del pantano de Valdecañas (Cáceres).

Por su parte, el secretario general de UPA-UCE Extremadura, Ignacio Huertas., había lamentado  que “es un atropello que en el mes de julio, y con estas temperaturas, tengamos que sufrir unas restricciones de agua que ponen en peligro nuestros cultivos y la economía de las casi 800 familias afectadas. Esto puede suponer la ruina para todas estas explotaciones”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here