El centro de procesado cárnico Hola Food, incluido dentro del holding empresarial de Grupo Alimentario Copese, ha conseguido esta semana los certificados internacionales Featured Standards (IFS) y British Retail Consortium (BRC), unos sellos de calidad que sirven para garantizar la seguridad en sus productos alimentarios y continuar con su expansión en el mercado internacional.

Los certificados IFS y BRC servirán para que Hola Food, cuyo centro de procesado cárnico se encuentra ubicado en Villacastín (Segovia), incluya en el mercado alimentos que cumplan con todos los requisitos de producto: legalidad, autenticidad, calidad y seguridad. Y asimismo para ejecutar un plan de exportación a países de diferentes continentes. Ambas homologaciones suponen una garantía plenamente reconocida en los productos alimentarios, puesto que responden a altos niveles de exigencia en cuanto a seguridad y calidad llevados a cabo durante todo el proceso.

El CEO de Grupo Alimentario Copese, José Muñoz, se mostró muy satisfecho con la nueva certificación. “Esta certificación permite garantizar la uniformidad de la seguridad y la calidad alimentaria, lo que se traduce en una mejora de la productividad, así como para minimizar los riesgos para los consumidores y la eficacia de los procesos”, detalló.

Estos certificados internacionales se aprovecharán para impulsar el afán de crecimiento del holding empresarial Grupo Alimentario Copese. Y, son un paso más para alcanzar el objetivo de convertirse durante el periodo 2020-2025 en una de las empresas cárnicas de referencia a nivel nacional, así como tener mayor presencia en mercados exteriores.

Hola Food, como uno de los centros de procesado cárnico más grande de Castilla y León, ya contaba con una gran presencia a nivel nacional. Gracias a las certificaciones, se dará un salto cualitativo hacia el comercio exterior. Se ejecutará un plan estratégico de exportación que cuenta con destinos ya autorizados como México, Japón o Filipinas y se espera la autorización de otros países como Brasil, China y Sudáfrica.