Desde COAG Murcia se reclama a las Administraciones que se introduzcan mejoras en el desarrollo del Real Decreto-Ley 11/2019, del pasado 20 de septiembre. En concreto, se pide que tal y como ya se ha contemplado en otros Decretos anteriores, para las diferentes líneas de ayuda a explotaciones agrícolas y ganaderas establecidas en esta normativa, puedan acogerse también aquellos productores que se comprometan a formalizar la suscripción de los seguros agrarios durante, al menos, cinco años, con el compromiso de que, si no se hiciera así, se tendrían que devolver las ayudas recibidas.

La organización resalta que «como desgraciadamente ha quedado demostrado una vez más, se hace más que urgente el acometer por parte de las tres administraciones, de una manera coordinada, la ejecución de todas aquellas infraestructuras que permitan disminuir los efectos de las lluvias torrenciales, entre otras, el encauzamiento de las ramblas cuyo desbordamiento incontrolado tanto daño ocasionan, especialmente en zonas costeras, y la construcción de embalses de laminación que también posibiliten la reutilización futura de algunos caudales de agua así reguladas y almacenadas».

Para COAG, esto cobra mayor dimensión en la zona en que se ubica la Región de Murcia, la más árida de Europa y bañada por el Mar Mediterráneo que, con las altas temperaturas que alcanza durante el verano, «que nos convierte en el epicentro de futuros episodios de gota fría que serán cada vez más frecuentes y violentas, según se desprende del momento de cambio climático que estamos viviendo».

Asimismo, se exige a la Administración Regional que recupere el montante de las ayudas a la suscripción de los seguros agrarios por parte de los agricultores y ganaderos de la Región, al menos hasta los seis millones de euros que se venían aportando con anterioridad a la crisis.

Para ello, recuerdan el encarecimiento que ha sufrido en los últimos años este seguro agrario que, en muchos a casos, lo convierten en prohibitivo para muchos profesionales cuando la rentabilidad de sus explotaciones se encuentra al límite. «Estas ayudas, que aliviarían este encarecimiento, contribuirían de manera muy importante a aumentar la contratación de estos seguros agrarios y a tener un sector más preparado ante estas catástrofes», destaca COAG.

En este sentido la Organización viene solicitando a nivel estatal, desde hace años, que se establezca una línea de seguros agrarios básica, que permita a los agricultores y ganaderos poder acogerse a las ayudas que se establezcan en los sucesivos Reales Decretos Ley que se promulguen para auxiliar este tipo de daños excepcionales.

«Esto conllevaría universalizar este seguro agrario de manera que existiera una aportación, por el conjunto de todo el sector agrario nacional, que permitiera afrontar situaciones como la que ahora se ha producido».