Apenas quince días después de la anterior, la entrada de una nueva DANA (depresión aislada en niveles altos de la atmósfera) ha dejado a su paso por el sureste español lluvias e inundaciones que han afectado a las producciones agrícolas de la zona, así como a numerosas instalaciones de producción. Ante esta situación, Agroseguro ya está trabajando en la planificación de las tasaciones y pide agilidad en los partes a los afectados a la hora de remitir los siniestros para poder agilizar los pagos.

Las provincias de Valencia, Alicante, Murcia y Almería han sido las que más han sufrido las consecuencias de la gota fría, habiéndose llegado a registrar hasta 450 l/m2 en 48 horas, lo que ha provocado el desbordamiento del río Segura y de otros de menor importancia. En esta ocasión, los daños en el campo se han visto agravados debido a que la DANA experimentó un movimiento errático poco habitual que hizo que pasara dos o tres veces sobre algunas zonas.

Por cultivos, preocupan, por el volumen de capital en riesgo, los cítricos, que pueden presentar daños por arrastre y por inundación, cuya dificultad radica en que tardan en manifestarse y puede producir asfixia de árboles, caída de fruta y enfermedades. También se han visto afectadas varias hortalizas (lechuga, alcachofa, brócoli, coliflor, pimiento…), cultivos protegidos –en los que el mayor daño estará en las instalaciones–, uva de mesa y uva de vinificación.

Agroseguro ya está trabajando en la planificación de las tasaciones, por lo que pide agilidad en los partes ya que es importante que los asegurados remitan los partes de siniestro con la mayor celeridad posible.

Los daños ocasionados por este tipo de fenómenos extremos, cada vez más frecuentes, están cubiertos por el sistema de Seguros Agrarios Combinados, que se ha consolidado como la mejor herramienta para la gestión de riesgos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here