El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, es uno de esos políticos que son capaces de decir un cosa y la contraria en la misma frase y, si le apuran, negar haber ninguna de ellas. Por eso, ha ido creando una serie de confusiones sobre el futuro de las competencias y fondos del Desarrollo Rural, al afirmar que se iban «a quedar en el Ministerio de Agricultura… o esa es la hipótesis con la que trabajamos«. Y al final resulta que ahora reconoce que parte de ese dinero se irá a Transcición Ecológica y Reto Demográfico. Lo que no aclara qué parte se irá, la que la CE quiere recortar en los Presupuestos europeos o l aque se va a quedar él en el MAPA.

Así, el ministro ha destacado que su Departamento mantendrá las competencias de Desarrollo Rural, aunque ha apuntado que «alguna parte puede ir» a otras carteras.

En declaraciones a los periodistas, Planas ha explicado que la estructura orgánica de los Ministerios en materia de Desarrollo Rural no va a quedar al 100% igual que en la anterior legislatura, pero ha mandado un mensaje de tranquilidad al sector agrario, que había reclamado que Agricultura, Pesca y Alimentación conservara esa responsabilidad.

«Es absolutamente lógico (que haya cambios). Pero la preocupación de las organizaciones agrarias y cooperativas era que toda la parte relativa a desarrollo rural como actividad complementaria de la agricultura y la ganadería estuviera aquí, y creo que eso va a ser así», ha defendido.

Planas ha reconocido el «revuelo» producido en torno a este asunto y ha incidido en que en un Gobierno de coalición con 22 carteras es normal que a la hora de delimitar competencias «haya cosas que clarificar».

Como es obvio, el Grupo Parlamentario Popular ya ha anunciado que registrará la próxima semana en el Congreso de los Diputados una pregunta dirigida al Gobierno para que aclare cómo queda la gestión de las políticas de desarrollo rural en el organigrama del nuevo Ejecutivo.

Así lo ha avanzado en declaraciones a Efeagro la diputada del PP Milagros Marcos, quien ha indicado que el objetivo de la pregunta es saber «dónde van a quedar» los fondos del Desarrollo Rural y, si no es en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, «cómo va a garantizar el Gobierno que los agricultores seguirán recibiendo las ayudas que necesitan», ha detallado.