La Asociación Agraria-Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ciudad Real, tras la resolución de la Competencia Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sobre las prácticas ilícitas que cometió la industria láctea entre 2000 y 2013 en nuestro país, exige penas más duras y penalizaciones ejemplares para aquellas industrias que pacten precios, atentando contra los intereses del sector productor.

Unas conductas prohibidas que ponen en peligro sectores estratégicos, llevando a muchas explotaciones incluso a su desaparición. En el caso concreto por el que se acaba de pronunciar la CNMC, “queda demostrado que fue un absoluto complot contra el sector ganadero de leche por parte de las empresas transformadoras con daños, en muchos casos, ya irreparables”.

Propone incluso que se paralice de forma temporal su actividad en aquellos casos que se demuestre que hubo conductas abusivas

En este sentido, la organización agraria exige que la sanción repercuta en los afectados a través de indemnizaciones y que haya penalizaciones ejemplares, llegando a privar a aquellas industrias que incurran en estas prácticas de su actividad comercial temporalmente. Para ASAJA Ciudad Real ese cese sería una respuesta ejemplar ante un comportamiento absolutamente desleal con conductas abusivas.

Cabe recordar que recientemente ha salido la noticia de que los ganaderos afectados por la resolución de la Competencia Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sobre la industria láctea, a la que condenó a pagar una multa de 80,2 millones de euros por los pactos de precios producidos entre los años 2000 y 2013 en España, tienen derecho a reclamar indemnizaciones por daños y perjuicios, según el bufete de abogados Redi.

Desde Redi abogados afirman que dicha resolución sancionadora va más allá de probar la existencia de conductas prohibidas, destacando el “impacto negativo que la infracción del derecho de la competencia ha supuesto para el sector ganadero”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here