Un centenar de agricultores y ganaderos de UPA Andalucía se han concentrado a las puertas del centro logístico de hidrocarburos en el Puerto de Sevilla para protestar contra el abusivo e injustificado precio del gasóleo agrícola y para reclamar a las administraciones ayudas directas y un mayor control sobre las grandes compañías petroleras. De hecho, han exigido a Competencia que investigue si las grandes corporaciones han creado un presunto cártel de los carburantes en España

Tractoradas, escenificación de una muerte anunciada y, este jueves 28, una concentración a las puertas de un centro logístico de hidrocarburos. UPA Andalucía continúa con sus protestas contra el abusivo e injustificado precio del gasóleo agrícola, necesario para el trabajo diario de agricultores y ganaderos y que, unido al resto de costes de producción, está lastrando la economía de nuestras explotaciones.

Un centenar de agricultores y ganaderos convocados por UPA Andalucía, de forma individual puesto que ninguna otra organización agraria se ha querido sumar, han gritado alto y claro “¡¡Basta ya de especuladores!!” y “Precios Justos por nuestras producciones”, a la vez que han exigido una investigación para aclarar si las grandes corporaciones han creado un presunto cártel de los carburantes en España.

El secretario general de UPA Andalucía, Cristóbal Cano, justifica la concentración: «Es incomprensible que cuatro multinacionales puedan mandar más que un Gobierno. En un momento de crisis sanitaria, social y económica, es inadmisible que compañías como, por ejemplo, Repsol obtengan un beneficio récord de 2.400 millones de euros o Cepsa, 660 millones de euros en 2021, impulsado por el incremento del precio del petróleo. Mientras tanto, los agricultores y los ganaderos, pero también la sociedad en general, contribuimos con nuestro trabajo y esfuerzo a ese enriquecimiento nada ético. El gasóleo agrícola se ha multiplicado en los últimos años, pasando 45 céntimos en julio de 2020 a los 1,54 euros en la actualidad. Un gasóleo que necesitamos para seguir produciendo alimentos de calidad».

UPA Andalucía entiende que la situación causada por la «más pura especulación por parte de las grandes corporaciones energéticas» es inaceptable y tiene que ponerse fin. Por eso, bajo el lema “¡¡Basta ya de especuladores!!”, hemos pedido a las administraciones que el gasóleo agrícola tenga un apoyo diferenciado, porque lo necesitamos para trabajar cada día.

PIDEN UNA INVESTIGACIÓN DE OFICIO PARA VER SI HAYN PRÁCTICAS CONTRARIAS A LA LIBRE COMPETENCIA Y DETERMINAR SI EXISTE UN PRESUNTO CÁRTEL DE LOS CARBURANTES

“El libre mercado no funciona. Nos vendieron la moto de que íbamos a estar mucho mejor cuando privatizaron empresas públicas de energía. Y ahora nos encontramos con que no solo no hemos mejorado, sino que estamos mucho peor, con unos precios del gasóleo agrícola desbocados que responden, exclusivamente, al interés especulativo de cuatro corporaciones. Es éticamente reprochable que las grandes corporaciones hayan aumentado sus beneficios en un contexto de crisis social y económica que nos atenaza a todos”, afirma Cristóbal Cano.

Por eso, UPA Andalucía insta a las administraciones a poner en marcha medidas valientes que palien, en parte, el incremento de costes que sufrimos agricultores y ganaderos sin que podamos repercutir el también injustificado aumento de los precios que pagan los consumidores.

«Exigimos una intervención de los mercados de los carburantes para impedir prácticas abusivas. También instamos a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia a que abra una investigación de oficio para dictaminar si se producen prácticas contrarias a la libre competencia y determinar si existe un presunto cártel de los carburantes en nuestro país. Y reclamamos ayudas directas a agricultores y ganaderos que nos permitan seguir viviendo dignamente de nuestras explotaciones», explica Cristóbal Cano.

Unas ayudas directas para las que Bruselas abre la puerta a través de la reconfiguración de los fondos destinados a Desarrollo Rural. De ahí que el secretario general de UPA Andalucía pida a la Consejería de Agricultura que “inicie el procedimiento para diseñar ayudas directas a los agricultores y ganaderos, tal y como permite la Comisión Europea para regiones que aún no han ejecutado ni comprometido la totalidad del presupuesto del segundo pilar y se aproveche esta nueva oportunidad al máximo”.