El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, advirtió este sábado 24 de que si Estados Unidos impone aranceles al vino francés, como ha amenazado el presidente Donald Trump, la Unión Europea “responderá del mismo modo” para defender a su país miembro. Una postura que choca frontalmente con la apatía que ha mantenido la UE con los aranceles a la aceituna negra española.

“Pese a que lo último que necesitamos es confrontación, tenemos que estar preparados para ese escenario”, señaló Tusk en una rueda de prensa previa al comienzo de la cumbre del G7 en Biarritz (suroeste de Francia).

Aunque la amenaza de Trump se ha centrado en los vinos frances y en otros productos nacionales galos, en parte por la Cumbre de celebra en Biarritz, a nadie se le escapa que la medida podría afectar a todos losvinos europeos, incluidos los españoles obviamente, y a otros productos como el aceite de oliva. Y más cuando el origen de esta amenaza son los impuestos que Francia, pero también España y otros países europeos, quieren imponer a las grandes empresas de tecnología de Estados Unidos.

Y si no se alcanza un acuerdo, las previsiones señalan que este incremento de los aranceles al vino o el aceite podrían llegar en octubre próximo.

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, ha asegurado que llega a la cumbre del G7 con la esperanza de convencer a los líderes mundiales de que traten de frenar la guerra comercial, que ya amenaza con desestabilizar el crecimiento económico en todo el mundo y mirando al caso del vino francés en especial. “Quiero convencer a nuestros socios de que las tensiones, y en particular las tensiones comerciales, son malas para todo el mundo”, dijo Macron en un discurso en la televisión francesa.

(Fotos: euroactiv.com)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here