La Comisión Europea (CE) indicó este lunes que está explorando medidas dentro de la PAC cómo los adelantos de los pagos directos de la Política Agrícola Común y las ayudas al desarrollo rural podrían apoyar al sector agrario de España y Portugal ante la sequía que atraviesa la Península Ibérica. Sin embargo, no ha concretado ninguna ayuda  y las deja en manos el Gobierno español porque las ayudas de Estado «son, por supuesto, otra posibilidad obvia».

El Ejecutivo comunitario también hizo referencia a las ayudas de Estado o al Fondo de Solidaridad de la Unión Europea (UE) como opciones de apoyo, pero sobre otras peticiones «específicas» que España y Portugal han planteado dijo que se necesita más claridad sobre el impacto en el campo de la falta de lluvia.

La CE se expresó así durante la reunión de ministros de Agricultura de la UE celebrada este lunes 21 en Bruselas, en la que Madrid y Lisboa pidieron medidas europeas al Ejecutivo comunitario ante las consecuencias de la sequía para el ámbito agrario.

El comisario europeo de Agricultura, Janusz Wojciechowski, afirmó en el encuentro que la Dirección General de Agricultura de la CE ya está en contacto con las autoridades nacionales y regionales de España y Portugal «para ver qué apoyo puede proporcionar la PAC para afrontar esta catástrofe natural».

ABRE LA PUERTA A QUE SEA EL ESTADO ESPAÑOL QUIEN APORTE LAS AYUDAS  Y NO SE DESCARTA EL FONDO DE SOLIDARIDAD DE LA UE

«Estamos explorando cómo los pagos directos (…) pueden ayudar, junto con medidas bajo los programas de desarrollo rural», expuso dentro de las medidas dentro de la PAC que se puedan tomar.

Añadió que las ayudas de Estado «son, por supuesto, otra posibilidad obvia», y señaló que «si se cumplen las condiciones, el Fondo de Solidaridad de la UE también se puede activar a petición del país afectado».

Ese fondo se destina para paliar el impacto de catástrofes naturales, como inundaciones, incendios o sequías, y durante la pandemia también se ha utilizado frente a la emergencia sanitaria.

Al margen de esas posibilidades, el comisario europeo dijo estar al corriente de otras peticiones «específicas» de apoyo comunitario que han realizado España y Portugal, pero en ese caso afirmó que se necesita «más claridad sobre el impacto general» de la sequía en el sector agrario y sobre «la evolución de las condiciones meteorológicas».

El político sí reconoció que la puesta en marcha de la cláusula de fuerza mayor en relación con determinadas disposiciones de la PAC «se puede usar en cualquier caso en línea con las regulaciones e interpretaciones de mis servicios».

España pide el aumento del porcentaje del anticipo de los pagos directos como una de las medidas dentro de la PAC del año 2022, la introducción de excepciones en la práctica de diversificación de cultivos, que las comunidades autónomas puedan conceder ayudas a los productores más afectados mediante los fondos para el desarrollo rural o activar algunas de las medidas previstas en la Organización Común de los Mercados Agrarios (OCMA).

«Desde el día 1 de octubre del 2021 hasta el día 1 de febrero del 2022 la pluviometría en España, en el conjunto del territorio nacional, ha descendido en un 38 % con respecto a la media de los últimos 30 años en el mismo periodo. Estamos afrontando, por tanto, un período de sequía, más intenso, evidentemente, en la parte sur de la península, en Andalucía, particularmente, y en Extremadura», señaló el ministro español de Agricultura, Luis Planas, al llegar a la reunión.

BUENAS PALABRAS PERO POCOS ACUERDOS SOBRE EL PRINCIPIO DE RECIPROCIDAD CON TERCROS PAÍSES

Por otro lado, Planas defendió que haya una «alineación» entre la PAC, el Pacto Verde Europeo y los acuerdos comerciales entre la Unión Europea y países terceros.

La presidencia francesa de la UE ha fijado como prioridad avanzar para que los productos agrarios importados desde fuera del club comunitario cumplan con las mismas exigencias medioambientales, sanitarias, de bienestar animal o fitosanitarias que deben cumplir los Estados miembros, y los ministros debatieron la cuestión.

Uno de los puntos clave es que la exigencia de reciprocidad no termine violando las normas de la Organización Mundial del Comercio y el club comunitario tenga que hacer frente a denuncias presentadas ante ese organismo.

La comisaria europea de Sanidad, Stella Kyriakides, llamó a evitar que se “externalicen” a Terceros Países prácticas prohibidas en la UE.

Durante el consejo de ministros, también se guardó un minuto de silencio por el naufragio del Villa de Pitanxo y los comisarios de Agricultura y Sanidad expresaron sus condolencias.

Además, algunos países volvieron a reclamar a la Comisión medidas excepcionales de apoyo al sector porcino por la crisis de precios que atraviesa y, antes del encuentro, Planas dijo que España será «constructiva» si la CE propone medidas de ayuda.