La declaración del Estado de alarma en media España y el cierre no solo de las propias CCAA sino de muchas localidades de cada región ha vuelto a provocar dudas en el sector agrario y ganadero sobre qué pueden hacer y cómo deben desplazarse a sus explotaciones para no tener ningún problema con las autoridades. La agricultura y la ganadería sigue siendo una actividad prioritaria, pero, a diferencia de la primera oleada, en esta ocasión no se están dando directrices concretas para saber cómo pueden desplazarse tanto los profesionales como los trabajadores. Por eso, la mejor medida, según diversas fuentes, es que los titulares de las explotaciones vuelvan a sacar de los cajones los papeles que les acreditan como profesionales agrarios.

En concreto, se recomienda a los agricultores y ganaderos que porten un certificado acreditativo individual para él mismo, como autónomo, o bien para el trabajador que colabore en la explotación. También es aconsejable llevar un cupón de la seguridad social o una copia de la PAC en el coche para evitar problemas ante estado de alarma en media España.

Algunas CCAA, como Andalucía, que acaba de dejar a la mitad de su población afectada por un cierre perimetral, la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía ha puesto en marcha el sistema «Trade», una herramienta informática para recabar datos que permite potenciar la comunicación y coordinación entre los empresarios agrícolas y la Junta de Andalucía ante el inminente comienzo de la campaña de la aceituna.

Se trata de un sistema que genera un flujo de información válida y trazable sobre los trabajadores implicados en la campaña de la aceituna, de modo que la Consejería de Salud y Familias pueda prever y organizar la realización de las pruebas del Covid-19.

La puesta a disposición de la herramienta forma parte de las medidas preventivas adoptadas por la Junta de Andalucía para evitar la propagación del Covid-19 y potenciar la seguridad en el campo andaluz en las próximas campañas agrícolas, contribuyendo al mantenimiento de esta actividad esencial para la economía regional, así como para el abastecimiento de los mercados.