Relativa calma y estabilidad en los precios mayoristas la semana pasada, con variaciones no muy significativas tanto en las subidas como en las bajadas. Así, los precios de la cebada y la cebada de malta han caído respecto a la anterior, en contraste con las ligeras subidas registradas en otros cereales, en especial en el caso del trigo duro donde ya está empezando a cotizar en todas las lonjas andaluzas la nueva campaña, según la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

Los datos difundidos este lunes por Accoe, relativos a la semana 23 (del 7 al 13 de junio), reflejan que en los mercados mayoristas la cebada de malta se ha abaratado el 0,92 % semanal y se ha vendido a 215 euros por tonelada, mientras que el precio de la cebada ha caído el 0,05 % (214,56 euros por tonelada).

En cuanto al reto de cereales, la cotización que más ha subido en la última semana ha sido la de la avena, que se ha incrementado el 1,04 %, hasta los 193,75 euros por tonelada, frente al resto que ha experimentado leves subidas.

Entre ellas, el trigo duro se ha encarecido el 0,76 %, hasta los 264,50 euros por tonelada; el maíz, el 0,28 % (272,28 euros por tonelada); y el trigo blando, el 0,23 % (234,09 euros por tonelada).

Desde enero de 2021, los precios de los cereales se han elevado el 29,69 % en el caso del maíz; el 15,94 %, en el de la cebada; y el 10,13 %, en el del trigo blando; a diferencia del trigo duro, que ha registrado un descenso de su cotización del 4,63 %.

Dentro de las proteínas y coproductos vegetales, no hay tanta estabilidad en los precios, ya que la cotización de la pulpa ha repuntado el 14,42 % respecto a enero de este año, hasta alcanzar los 246 euros/tonelada; el de las pipas de girasol, el 11,58 % (325 euros/tonelada); el de la colza, el 8,33 % (530 euros/tonelada); y el de la cascarilla, el 5,46 % (193 euros/tonelada).

Solo la soja se ha abaratado en ese periodo, el 13,92 %, con 402 euros por tonelada, según Accoe.