La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, ha anunciado esta semana en Pulpí, Almería, el inicio de los sondeos de investigación para la creación de pozos de emergencia en el término municipal de Alcóntar, en la cabecera del río Almanzora, a fin de que puedan mitigar el cierre del trasvase del Negratín.

En sendas reuniones con el sector agroalimentario de la comarca y con el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Seguro, Scrats, ha explicado que estos sondeos, que comezarán esta misma semana, tratan de localizar la mejor ubicación para conseguir la mayor calidad y cantidad de agua. Las obras de estos pozos del río Almanzora suponen una inversión de 2,4 millones de euros y tienen un plazo de ejecución de cuatro meses.

Esta actuación permitirá disponer de un hectómetro cúbico de agua, pudiéndose ampliar hasta 5 hm³ si fuese necesario. Carmen Crespo ha señalado que “los regantes de la zona lo venían demandando” pues permite arbitrar soluciones “de forma coyuntural hasta que tengamos unas circunstancias diferentes”, recordando que “en época de sequía como la actual, jamás la Junta había actuado sobre los pozos de emergencia, siendo además la primera vez que ésto se hace en la provincia de Almería”.

Junto a esta decisión, que la consejera ha calificado de muy importante para el sector, la titular de Agricultura ha informado igualmente de la concesión de una autorización temporal para usar hasta 7 hm³ de aguas sobrantes de la desaladora de Carboneras para riego en el Valle del Almanzora.

Esta autorización se produce por un año ampliable a dos y en tanto aún no está en funcionamiento la desaladora del Bajo Almanzora. Según Carmen Crespo, “se trata de que hay que cumplir y ayudar al sector y a los municipios como éste”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here