Las cooperativas agro-alimentarias de aceite de oliva de España temen las consecuencias económicas que pueda tener la entrada en vigor de los aranceles de Estados Unidos, por la que se calcula que España dejará de exportar 150.000 toneladas al país norte-americano, y desconocen el efecto que pueda ocasionar en la presente campaña. Asimismo, reclaman que la autorregulación se incorpore en la reforma de la PAC como una medida obligatoria.

Así lo ha traslado a los medios de comunicación el presidente del Consejo Sectorial de Aceite de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Rafael Sánchez de Puerta, quien este viernes 22 ha acudido a la celebración de una Jornada Nacional del Aceite de Oliva en Toledo, donde ha lamentado la caída de precios este año tras la campaña récord de 2018 con 1.788.000 toneladas, a lo que se une el cierre de mercado en EEUU.

“Hay que trabajar de forma urgente para conseguir nuevos mercados en otros países” ha alertado el presidente sectorial y ha destacado que, aunque España tiene potencial, “hay que invertir mucho dinero y cambiar la estrategia” para reducir el daño de lo que ha supuesto “una tremenda injusticia para el sector olivarero, sobretodo”.

Según ha explicado Sánchez de Puerta, la medida de los aranceles “no tiene fecha de caducidad” pero ha confiado en que “no haya venido para quedarse” y se puedan abrir pronto negociaciones con la administración norteamericana, porque se trata de una “discriminación absoluta hacia España, a la que se le están imponiendo reglas diferentes que a otros países de la Unión Europea”.

El presidente del Consejo Sectorial ha valorado, no obstante, la inminente licitación de almacenamiento privado autorizado por la Comisión Europea, por la que se podrá almacenar, por primera vez, aceite de las tres categorías y que puede suponer un aliciente para las entidades federadas del sector.

Proponen que la autorregulación esté  en la reforma de la PAC y “se incorpore como una medida obligatoria”

En cuanto a la cosecha actual, ha incidido en que se presenta “bastante más corta que la anterior”, con un abanico “que puede estar rondando 1.200.000 toneladas” aunque ha destacado que octubre ha sido “un mes récord” en salida de aceite con 150.000 toneladas, lo que puede suponer un buen año de ventas que compense la caída de producción.

En Castilla-La Mancha, Sánchez de Puerta ha previsto una caída “quizás no tan importante como en el resto de España” que, aunque ha cosechado, en líneas generales, 4 campañas “muy buenas” con un mercado “muy dinámico y un volumen de salida importante”, en el momento en que existe mucha producción, bajan los precios.

Por último, el presidente sectorial ha avanzado que están trabajando la propuesta de autorregulación de la UE para que pueda ser una realidad, aunque el objetivo principal es que en la reforma de la PAC “se incorpore como una medida obligatoria” para calcular cada año el volumen en función de la disponibilidad, por lo que en años en los que haya un desajuste importante, una parte de esa diferencia se pudiera almacenar sin contraprestaciones por parte de la administración.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here