En un año donde el sector del vino ha sido uno de los más se ha visto afectado por la pandemia y sus consecuencias en los diferentes ámbitos, especialmente por el cierre de la hostelería durante las diversas fases y confinamientos que ha acabado provocando una tendencia general ha sido al descenso en las ventas, la Denominación de Origen ‘Valdepeñas’ una vez más “rompe las reglas” y acaba el año en positivo las crecer levemente las ventas de la DO.

Concretamente, cierra el año con un crecimiento del 1,05% en comercialización. Dicho así, el porcentaje parece bajo, pero esto se traduce en un aumento de más de 3 millones de botellas.

El volumen de ventas arroja una cifra total de ventas de 49,82 millones de litros, todos envasados, ya que esta D.O. no vende vino a granel. De estos números, el 72% corresponde al mercado nacional; que es el que mejor ha respondido a la situación actual, al tener esta Denominación de Origen una consolidada presencia en el canal de alimentación (supermercados).

El año anterior (2019) también fue positivo para las ventas de los vinos de Valdepeñas en el mercado nacional. La D.O. Valdepeñas acabó el 2019 con buenos resultados de las ventas de sus vinos en España, que supuso entonces el 60,3% de las ventas, con más de 38,2 millones de botellas; lo que representó a su vez un aumento del 3,78 % respecto al 2018, según datos de la D.O. Valdepeñas.

Un incremento de las ventas de la DO que también se ha reflejado en la calidad de sus caldos, ya que ya que la DO ha otorgado la valoración oficial de calificación de “muy buena” a la cosecha de 2019, tras el cambio de sistema para concederlo por culpa de los problemas generados por la pandemia este año.

Asimismo, esta buena noticia también ayuda a romper un año marcado por las tensiones internas dentro de la propia DO y que aún no han finalizado.