ASAJA Málaga pone de manifiesto la gran calidad del mango malagueño de esta temporada a pesar de su menor calibre. Y es que en plena época de recolección y los agricultores están notando que, a pesar de que hay mucha cantidad de fruto, un porcentaje de los mangos tiene un tamaño más pequeño de lo habitual, y no se ven recompensados los enormes esfuerzos realizados por los agricultores para poner la fruta a disposición del mercado por su menor calibre.

Las temperaturas tan elevadas del verano, tanto de día como nocturnas, han provocado que el fruto no haya alcanzado un mayor tamaño y un adelanto en las fechas de recolección, aunque como ya hemos señalado, la calidad es exquisita. Los frutos analizados durante lo que va de campaña alcanzan 16º y hasta 17º Grados Brix superando los 15º-15,5ª Brix de la campaña pasada, lo cual nos garantiza un fruta con un dulzor y un sabor extraordinarios.

“El consumidor no está acostumbrado a un tamaño como este porque no lo ha habido otros años”, explica el presidente de ASAJA Málaga, Baldomero Bellido. Se trata de una situación que ha pillado por sorpresa a los productores, y que está generando que no esté habiendo una demanda especialmente fuerte en el mercado lo que, a su vez, está dificultando su venta.

Por otro lado, las cadenas de supermercados, fruterías y otros puntos de venta, reconocen que el fruto que viene este año es de mucha calidad y están haciendo especiales esfuerzos, ya que el consumidor no está acostumbrado a adquirir fruta con menor calibre y por este desconocimiento no lo está demandando. Al no haber demanda, los precios están cayendo más de lo habitual, en determinados calibres, generando un problema comercial importante, sobre todo al último eslabón de la cadena, que es el productor.

“Estamos ante una situación que no se conocía en el mercado. Es la primera vez desde que se implantaron los subtropicales en la provincia, que sucede que el mango no crezca en tamaño, a pesar de que la calidad de los mismos es extraordinaria”, ha concretado, Baldomero Bellido.

Actualmente se está en plena campaña de producción de mangos, campaña que se espera muy prolífera, quizá con algo más de producción que la campaña pasada en la que se comercializaron en Málaga unas 28.000 t, lo que causa, si cabe, “más desazón al agricultor”, al tener dificultades en el mercado por su menor calibre.