El Seprona de la Guardia Civil investiga a tres ganaderos encargados de una explotación de San Vicente de Alcántara (Badajoz) por un delito de maltrato animal, tras hallar en esta finca 14 vacas muertas, otras 46 con evidentes síntomas de desnutrición e inanición Y como cuatro caballos en estado de extrema delgadez.

Cinco de estos animales tuvieron que ser sacrificados tras certificar los veterinarios el estado crítico de los mismos, según informa la Comandancia de la Guardia Civil de Badajoz en un comunicado de prensa.

La Guardia Civil tuvo conocimiento de la existencia de cadáveres de ganado bovino, diseminados por una explotación ganadera y un arroyo del término municipal de San Vicente de Alcántara, tras lo que averiguó la identidad de los responsables de la misma, tres vecinos del citado municipio.

Este pasado viernes, con el apoyo de veterinarios de la Junta de Extremadura, inspeccionaron la explotación, en la que hallaron 46 vacas y cuatro caballos con evidente estado de desnutrición e inanición, cinco de los cuales tuvieron que ser sacrificados.

Asimismo, se hallaron otras 14 vacas muertas, dispersas por toda la finca y en el curso de agua de un arroyo.

Ante estos hechos, que se repiten más de lo deseado, se han instruido diligencias a los tres ganaderos responsables de la explotación por un supuesto delito de maltrato animal con resultado de muerte, tras la omisión en la debida atención y cuidado, así como por la desnutrición y absoluta falta de salud e higiene de los animales.

Por este delito, contemplado en el artículo 337 del vigente Código Penal, los investigados se enfrentan a penas de prisión de hasta un año e inhabilitación de hasta tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con animales.

Penas que pueden agravarse por la muerte de los animales hasta 18 meses de prisión y cuatro años de inhabilitación.

Las diligencias han sido remitidas al Juzgado de Instrucción de Badajoz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here