El sector del vacuno en España ha solicitado ayudas para el almacenamiento privado de 46 toneladas de carne durante 90 días, en las primeras peticiones hechas entre el 7 y el 8 de mayo, como medida excepcional aprobada por la Unión Europea para paliar los efectos de la crisis generada por el coronavirus.

Según el informe consultado por Efeagro, el sector del ovino y el caprino español no hizo ninguna petición en esas fechas.

En total, siete países de la UE presentaron solicitudes para el sector vacuno por una cantidad total de 706 toneladas, con Polonia como principal demandante (400 tn), seguida por Países Bajos (230 tn).

La mayoría, 410 toneladas, se pidieron para un almacenamiento de 150 días; 210 toneladas para 120 días y 84 toneladas para 90 días.

En el caso del ovino/caprino, ningún país ha presentado todavía oferta alguna.

En el sector productor e industrial vinculado a la ganadería quedan también por abrir las peticiones para el queso, la mantequilla y la leche desnatada en polvo.

Peticiones de las empresa del sector cárnico al Ministerio

Por su parte, e presidente de FECIC, Joan Costa, y su secretario general, Josep Collado, se han reunido, de forma telemática, con el director general de Sanidad de la Producción Agraria, Valentín Almansa; con el director general de Industria Alimentaria del MAPA, José Miguel Herrero; y con el secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, para trasladarles las diferentes propuestas de medidas que quiere llevar a cabo la patronal cárnica en apoyo del sector que, como otros muchos, se ha visto afectado por el impacto de la Covid-19 y que requieren la colaboración de la Administración.

Una de las propuestas hechas por FECIC ha sido desarrollar e impulsar un Plan de Innovación y financiación en I+D específico para la industria agroalimentaria, y cárnica en particular, que ayude a las empresas a ganar eficiencia energética, a realizar mejoras medioambientales o a adaptar sus productos a las demandas de los nuevos y futuros consumidores.

Asimismo, se ha hablado del proyecto de lucha contra el paro, mediante un Plan de contratación de la industria cárnica a través de la Formación Profesional Dual, en concreto de los Certificados de Profesionalidad, que permitiría reorientar profesionalmente a las personas desocupadas provenientes de sectores afectados por la crisis.

El encuentro también ha servido para tratar la necesidad de comenzar un proceso de reflexión en la internacionalización y la promoción exterior y pedir al MAPA su apoyo para impulsar una iniciativa que facilite la liquidez a las empresas cárnicas mediante una propuesta de gestión de la fiscalidad.