El sector tabaquero sigue en pie de guerra, pero a la vez abierto a buscar soluciones a su negro futuro dentro de la reforma de la PAC. Por eso, UPA-UCE ha reclamado al presidente de la Junta de Extremadura que este viernes le traslade al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ante su visita a la región, la grave amenaza que sufre el sector del tabaco en la PAC por las decisiones que plantea el Ministerio de Agricultura y que pueden llegar a desmantelar un sector del que viven más de 4.000 familias en el norte de Cáceres.

Desde esta organización agraria destacan la postura que siempre ha mantenido el presidente de la Junta de Extremadura de apoyo al cultivo, quien ha manifestado que el sector del tabaco es una prioridad de la Junta y una de las “líneas rojas” dentro de la PAC.

LA DELEGACION DEL GOBIERNO DENIEGA EL PERMISO PARA LA PRIMERA PROTESTA

“Queremos que le pida apoyo y respaldo al Gobierno de España para que este cultivo no desaparezca y con él los miles de empleos que genera en nuestra región en zonas, además, que no tienen otro tipo de alternativas”, reclama el secretario general de UPA-UCE, Ignacio Huertas.

En este sentido, desde UPA-UCE exigen a Sánchez un pronunciamiento público a favor del mantenimiento del cultivo y del sector tabaquero en Extremadura. “Sabemos que viene a anunciar un Plan de Reactivación Económica, pero aquí corremos el riesgo de perder el motor económico y social del norte de Cáceres”, mantiene Huertas.

Las organizaciones agrarias extremeñas, ante la falta de respuestas que garanticen la viabilidad del sector, mantienen los actos de protestas convocados a excepción del programado para mañana, día 19, ya que ha sido denegado por la Delegación del Gobierno. Y, por tanto, el primer acto reivindicativo se realizará el próximo 26 de febrero, que consistirá en una tractorada en la A-5.